Parler la red social que compite contra twitter

Parler, la red social que quiere destronar a Twitter y Facebook

Parler es una nueva red social, que nos recuerda bastante a Twitter en su funcionamiento y que se lanzó en 2018. Al igual que la popular plataforma del pajarito azul, esta se basa en una dispensación de noticias y cuentas que puedes seguir y comentar. Además, podemos enviar imágenes y publicar post de hasta 1.000 caracteres de longitud y está disponible en web, Android e iOS.

Principales diferencias con Twitter

Parler se describe a sí misma como una red social, imparcial, en búsqueda de la libertad de expresión y centrada en la protección de los derechos del usuario. En realidad, este es un mensaje que recuerda a los enunciados por ciertos políticos y periodistas americanos que llevan tiempo denunciando que Twitter (y, en menor grado, Facebook) censuran ciertas ideologías, normalmente de derechas.

Si tenemos en cuenta esa premisa, la gran diferencia de esta red social con Twitter sería esta supuesta libertad de expresión. La segunda sería que se pueden utilizar mucho más caracteres, (Twitter tiene un límite de 280).

Hay que tener en cuenta que, en los últimos años, son varias las plataformas de redes sociales que se han lanzado como "alternativas de libertad de expresión", a webs como las mencionadas anteriormente.

De hecho, la competencia más directa de esta plataforma es Gab, que arrancó en 2016 y se comercializó como alternativa a, lo que ellos denominaron, el monopolio de izquierdas en redes sociales. La plataforma se convirtió rápidamente en un refugio para antisemitas y neonazis, incluso usuarios que cometieron matanzas mediáticas tenían cuenta allí.

Sin embargo, esta red social no tuvo mucho éxito. Tanto Google como Apple la bloquearon de sus tiendas de aplicaciones móviles y eso supuso un duro golpe para sus necesidades de expansión. A día de hoy sigue funcionando, pero de una manera muy limitada.

Parler vs Twitter

Principales características de Parler

Además de la mencionada libertad de expresión, esta red social ha basado su política corporativa en la creación de varios acuerdos con pautas de comportamiento de la comunidad y del usuario, para que cumplamos una serie de normas, en caso de querer utilizarla.

Entre otras cosas, no nos permitirá que utilicemos nombres de usuarios obscenos, escribamos mensajes y subamos fotos pornográficas o publiquemos amenazas de muerte.

La compañía también intentó distanciarse de contenido ofensivo (pero legal) que compartieran los usuarios. Y lo hizo agregando una cláusula a su acuerdo de condiciones, de manera que fuera el propio usuario quien se hiciera cargo de pagar a un abogado en el caso de que la red social fuera demandada por un contenido suyo.

Parece ser que esta cláusula no tuvo muchos adeptos y fue retirada en una versión reciente de la plataforma. Además de este aspecto legal, la compañía ha encontrado algunos escollos en el camino de lanzamiento del producto. Por ejemplo, la subida de imágenes funciona bastante mal, al igual que los enlaces. La interfaz elimina el contexto de las conversaciones, de manera que las respuestas al comentario principal aparecen en lugares separados de este.

La regla que mencionábamos antes de "pornografía no", tampoco le está yendo muy bien. Parece que se ha producido una combinación mortal entre una supervisión laxa e insuficientes herramientas integradas de protección contra el spam.

Estas son algunas de las principales críticas al uso de la red social que, sin embargo, parece seguir adelante, gracias al apoyo de algunos grupos políticos americanos.

En definitiva, Parler nació hace unos años como alternativa a redes sociales populares, como Twitter y Facebook. Aunque la libertad de expresión parecía ser el principal estandarte de la plataforma, algunos críticos la vinculan con movimientos de extrema derecha que quieren saltar la censura de otras webs. 


¿Sigue siendo necesaria una red de estas características?


Sin comentarios

Añadir un comentario