Algoritmo Bert: qué es lo que cambia Google y cómo te afectará

Todos los que están familiarizados con el mundo del SEO han oído hablar últimamente del algoritmo Bert. Se anticipa que traerá enormes cambios en el modo en que las búsquedas de los usuarios afectan al posicionamiento web. No ha llegado a España todavía, pero conviene estar preparados ante la revolución que se avecina, descrita por muchos como la mayor de los últimos 5 años. Todo un salto por parte de Google en materia de búsquedas.

¿Qué es Bert?

Recibe su nombre de «Bidirectional Encoder Reprensentations from Transformers», es decir, se trata de un nuevo modelo de representación del lenguaje, programado para procesar las queries de forma más eficiente y satisfactoria para los usuarios, logrando en el proceso un mejor entendimiento del lenguaje natural de las personas.

Este nuevo algoritmo, evolución de Rankbrain (lanzado en 2015), utilizará la inteligencia artificial para entender el contexto de la búsqueda del usuario, analizando las palabras en su conjunto para comprender la intención del texto introducido, y mejorar así la precisión de los resultados que se muestran.

 Cambio en el Algoritmo Google, Bert

¿Cómo afecta el nuevo algoritmo a las búsquedas?

Este nuevo algoritmo de Google parece haber llegado para quedarse, especialmente por el efecto que tendrá en las búsquedas por voz.

Hasta hace poco tiempo, no resultaba extraño que los algoritmos de Google interpretaran mal una búsqueda por su mala comprensión de la intencionalidad del usuario. Se daba demasiada importancia a alguna preposición en concreto, o se entendían como keywords palabras accesorias. Dado que cada vez más personas utilizan la búsqueda por voz, especialmente en sus dispositivos móviles, Google ha apostado por un sistema que puda entender un estilo de búsqueda más dialogado, tal y como suelen hacer los usaurios cuando hablan con su smartphone.

Así, los resultados de búsqueda cada vez van a tender más hacia el long tail, penalizando por el camino a aquellas webs que sigan ancladas en optimizar sus estrategias SEO pensando en las búsquedas más clásicas que solían hacerse en Google, omitiendo conectores, palabras accesorias o, directamente, introduciendo términos sueltos sin ningún enlace entre ellos para que el motor de búsqueda no se despistara con preposiciones, artículos, o palabras cuyo significado no era primordial para lo que se quería encontrar.

Búsquedas por voz para SEO

¿Cómo adapto mi estrategia SEO ante esta nueva coyuntura?

La solución ante el nuevo desafío que plantea Bert pasa por centrarse en ofrecer un contenido de calidad y que responda a las preguntas que el usuario pueda plantearse. ¿Por qué ha acudido a la página? ¿Qué respuestas se le pueden ofrecer? En realidad, se trata de hacer lo mismo que se venía haciendo hasta ahora, ofrecer contenidos interesantes, bien estructurados y atractivos para los posibles visitantes de la web.

Google cada vez otorga más importancia a la experiencia directa de los usuarios, por eso es importante centrarse en satisfacer la mayor cantidad posible de deseos que pueda tener un usuario o cliente.

A la hora de redactar y componer un sitio web, ya no hay que pensar que se escribe para facilitar que unos robots de inteligencia muy limitada encuentre la página antes que a otras páginas de la competencia. Con la evolución de la inteligencia artificial se premiará cada vez más el contenido bien estructurado y la riqueza léxica.

Atrás queda la redacción online concebida como el arte de poner las palabras justas y precisas para que el algoritmo se fije en una página web. A partir de ahora, estarán a la orden del día la escritura orientada al long tail y el uso de sinónimos, para satisfacer un abanico más amplio de posibles intentos de búsqueda.

¿Listo para escribir de otra manera? ¿Qué opinas?  ¡Cuéntanoslo en los comentarios!

Sin comentarios

Añadir un comentario