TTFB y como afecta al posicionamiento SEO

Qué es el TTFB y su efecto en SEO

Los esfuerzos para optimizar el posicionamiento de un sitio web implican considerar un conjunto muy diverso de factores determinantes. Entre ellos destaca el TTFB (time to first byte), una métrica que se aplica a la velocidad de carga de una página web. Un valor anormal en este parámetro apunta a la causa de un grave obstáculo para el SEO.

Qué es el TTFB y su papel en el SEO

Efectivamente, el TTFB afina al señalar uno de los motivos responsables de la posible lentitud apreciada. Establece con exactitud la velocidad de transmisión entre una petición y la primera respuesta del servidor. Es decir, aísla la posible incidencia y se centra en las condiciones operativas de la red. O lo que es lo mismo, la rapidez en lanzar una señal el sistema que aloja la web. La programación de la página y el peso en unidades de información tienen en este punto una importancia secundaria.

En definitiva, el tiempo hasta el primer byte mide el tiempo consumido en llegar el primer byte después de la petición de la máquina cliente. Las características de la red y la distancia entre los nodos implicados, junto con el funcionamiento de la máquina servidora de información, son los elementos escrutados. Un valor normal permite despejar este factor como causante de una penalización SEO por lentitud de carga.

El protagonismo adquirido por dispositivos móviles en el tráfico de Internet ha acentuado la importancia de que las páginas lleguen en un tiempo razonable. Se espera que, con independencia del dispositivo empleado, una página web no demore la carga más allá de unos límites determinados.

El incumplimiento de esta condición supone una penalización en el posicionamiento SEO. Para un desarrollador de un proyecto web esta métrica aparece en el checklist que aplica para revisar un funcionamiento satisfactorio de la aplicación.

Los límites para un buen posicionamiento

El orden de magnitud que se maneja con el tiempo hasta el primer byte son los milisegundos (ms). No existe un límite inferior, siempre se prefiere la cifra menor y se obtiene un valor positivo superior a 0.

Es muy útil comparar distintos sitios web. Los mejor posicionados en buscadores raramente tienen el valor de first byte por encima de 500 ms. Con todo, para Google los valores óptimos y que van a recibir una calificación favorable por parte del algoritmo son los que están por debajo de 200 ms.

first byte 500 ms

En el informe completo que ofrecen distintas aplicaciones online los dos primeros valores son los que diferencian los protocolos http y https. El protocolo seguro https, que ofrece una encriptación de datos, puede tener un valor significativamente superior al simple http. El protocolo seguro (siempre que esté activado para el sitio) es el que marca la pauta en esta métrica de respuesta por parte del servidor.

Las herramientas empleadas para medir

El tiempo hasta el primer byte, o también llamado latencia, se puede medir con un gran número de herramientas para SEO. Las diferencias entre estos servicios online, o por medio de aplicaciones de escritorio, son mínimas. Por este motivo, podemos centrarnos en GTmetrix, una herramienta de uso muy extendido y que además es gratuito.

La herramienta GTmetrix

Se trata de un servicio online muy popular. Ofrece un informe de datos completo, gráfico y detallado. El dominio de este servicio es .com y desde su página de inicio sobresale un formulario para introducir la URL del sitio que se pretende analizar.

Como característica destacada, hay que señalar la posibilidad de descarga para el informe resultante en formato pdf. El formato así ofrecido es perfecto para pasar a papel y tomar notas en los registros más significativos.

Con la simple introducción del dominio del sitio sujeto a estudio, en pocos segundos, aparecen los datos esenciales sobre tiempos de descarga. En algunas horas punta del día es posible que la espera se retrase unos minutos. El número de URL analizadas por este servicio supera habitualmente las 300.000 en las últimas 24 horas.

En la pestaña waterfall hay una relación pormenorizada de cada elemento de programación o contenido. Es decir, el tiempo de respuesta desde el servidor para cada uno de ellos por separado. El mal funcionamiento de una aplicación nativa del hosting puede detectarse desde esos datos.

Se pueden distinguir las siguientes categorías esenciales para el funcionamiento de una aplicación web: dns, conectividad, protocolos ssl, carga html, js, css, imagen, flash, fuentes tipográficas, vídeo y javascript del lado del servidor.

Gt metrix

Sobre cada elemento analizado, independientemente de su categoría, se dan los datos de tiempo hasta el primer byte. Con un gráfico y en un solo golpe de vista se pueden apreciar las respuestas más lentas que llegan del hosting.

Bajo los epígrafes de Fully Loaded Time y YSlow tenemos dos resultados esenciales: el primero es el tiempo total de carga de la página, mientras que el segundo expresa las métricas de carga aplicadas a las diferentes categorías del servicio. La desproporción entre ambos valores es sintomática, ya que indica si debemos pensar en un buen servicio CDN (content delivery network) o en revisar la configuración y funcionamiento básico del servidor.

Factores que intervienen en First Byte

Para entender los factores involucrados en el tiempo de latencia es obligado tener una idea básica del funcionamiento de la red. Todo comienza con una llamada al servidor que parte de una URL que se ha introducido o enlazado con el navegador. Esta llamada sufre una traducción por medio de servidores intermediarios. Son los DNS que transforman un dominio en la dirección IP correcta. Una demora de estos servicios puede ser causa suficiente para un First Byte fuera de los valores habituales.

La solicitud, cuando por fin llega al servidor, tiene que ser procesada y esto supone a veces la concatenación de acciones sobre aplicaciones instaladas en el hosting. Es frecuente que se establezcan conexiones con bases de datos u otros servicios asociados.

Por último, cuando el servidor ya ha generado una respuesta debe devolverla al cliente y este tiempo empleado se suma a todo lo anterior.

Como conclusión, el TTFB es una métrica esencial para mejorar el posicionamiento SEO de un proyecto web. ¿Lo utilizas? Déjanos un comentario

Sin comentarios

Añadir un comentario