tráfico-orgánico

Sencillos trucos para aumentar el tráfico órganico en LinkedIn

LinkedIn es una de las mayores redes sociales actualmente, debido a su enfoque en profesionales. Esto ayuda a segmentar de forma precisa el público. El tipo de contenido que los usuarios acuden a buscar a esta página suele estar relacionado con la formación y el empleo. Como veremos, hay algunos consejos sencillos para mejorar el tráfico orgánico que podemos usar desde hoy.

Se trata de una red social con un enfoque de marketing muy claro, con distintas herramientas para promocionarnos de manera efectiva. Sin embargo, también es muy sencilla de utilizar para conseguir tráfico orgánico, es decir, sin tener que pagar.

Contenido de alta calidad, el punto de partida

Tal y como veremos, no hay nada que sustituya a la calidad a la hora de conseguir repercusión. Si conseguimos encontrar un punto intermedio entre los temas relevantes para los usuarios y para nuestra empresa, podremos conseguir incluso la viralidad. Este punto sería el deseado, ya que habríamos llegado a muchas personas sin gastar ni un euro.

Consejos para mejorar tu tráfico orgánico en LinkedIn

Veamos ahora algunos trucos que emplean las mejores empresas y blogs de Linkedin. Recuerda que el objetivo de estos es conseguir tráfico orgánico. Para cada tipo de objetivo se suelen aplicar diferentes recetas.

tráfico orgánico

Ser expertos

LinkedIn es una red social llena de gurús y especialistas, por lo que muchos la revisan a diario en busca de consejos profesionales. En este sentido, es vital para una empresa aprovechar su experiencia y volumen de mercado para contar historias desde dicha posición. Se trata de ayudar a los demás a encontrar trabajo, a entender una determinada tecnología, a emprender, a formar colaboraciones, etc. Es importante que las empresas entiendan que tienen un status de poder en esta red social.

Red de conexiones

Hemos de recordar que LinkedIn es una página pensada especialmente para el networking. Las personas buscan hacer conexiones significativas que les aporten conocimiento y oportunidades. Examinar las redes a nuestro alrededor, incluso las de la competencia, es muy interesante. De este análisis sacaremos conclusiones sobre qué usuarios son claves para expandirnos a segmentos de usuarios potenciales.

Hashtags

En LinkedIn los hashtags cobran un sentido especial, ya que se utilizan como códigos para poner en contacto a oferentes y demandantes. También se usan para identificar a los profesionales de un área concreta, por lo que el resto de colegas de sector pueden encontrarse fácilmente. Este tipo de iniciativas ayudan a construir comunidades sólidas y a hacer networking con empleados de fuera de nuestro radio personal.

Vídeos

Está comprobado que los vídeos como formato funcionan muy bien en todo tipo de redes sociales. LinkedIn no es una excepción. Eso sí, es recomendable vigilar la duración, la calidad de la imagen e incluir subtítulos siempre que podamos.

Regularidad en las publicaciones

El sistema de algoritmos beneficia a aquellos que publican con regularidad. Además, nos permite tener una visión más amplia sobre qué tipo de contenido funciona y cuál no. Al publicar de forma frecuente, los usuarios están expuestos de forma más habitual a tus mensajes.

Vincular plataformas y redes sociales

Se trata de conseguir crear conexiones entre el contenido que subimos a una plataforma o red social y el resto. Generar una buena arquitectura de enlaces nos permitirá redirigir constantemente usuarios a áreas que consideremos importantes. De este modo, conseguiremos tener un equilibrio de seguidores entre nuestras redes sociales, ya que les invitaremos a seguirnos de manera transmedia.

Utilizando una mezcla de estas técnicas de modo coherente podremos conseguir más tráfico orgánico en tu página de LinkedIn. Llegar a más públicos y conseguir objetivos de marketing en redes sociales es más fácil de lo que muchos piensan. ¿A qué esperas para probar? Déjanos tus comentarios sobre tu experiencia en LinkedIn

Sin comentarios

Añadir un comentario