Relación entre SEO y conversión

El posicionamiento SEO es un elemento imprescindible a la hora de conseguir conversiones en tu página. Se producen cuando se consigue que un usuario realice la acción que se pretende que haga dentro de un espacio web, ya sea comprar un producto, suscribirse a la página o sencillamente hacer clic dentro de la propia página.

Tipos de conversiones

Un web máster no va a pretender que los usuarios realicen siempre la misma acción. Dependerá de la estrategia que pretenda llevar a cabo la marca o el blog. Puede que su intención sea la de darse a conocer, o la de conseguir vender sus productos. Evidentemente, todas estas acciones pueden tener lugar siempre y cuando ese portal tenga un buen posicionamiento SEO, ya que será la manera de que los usuarios puedan dar con él. Además, dependerá precisamente de cómo trate de posicionarse, ya que en función de buscar su lugar en un espacio o en otro será como se consigan un tipo u otro de conversiones.

Conversion

Conversión básica

Estas son las que, dentro del SEO, se traducen sencillamente en una visita. Uno puede pensar que, si esa web aparece ya entre las primeras, no será difícil conseguir que alguien haga clic en ella. Sin embargo, exige también un esfuerzo profesional. Concretamente, el de estudiar adecuadamente el título y la descripción, de manera que resulte atractivo para los usuarios que hayan llegado hasta allí. Hay que tener en cuenta que decantarse por unas palabras u otras hará que aumente el número de visitantes.

Las conversiones comerciales

En caso de que una web sea conocida, pasa a ser el momento de buscar otra clase de acciones por parte de los usuarios. La más común es la de conseguir vender un producto o un servicio ofertado en la propia página. ¿Qué medidas hay que adoptar para conseguir este objetivo? Para empezar, cambiar el título y el subtítulo. Lo que se busca ahora es una venta, no tanto la visita. Por tanto, las descripciones tienen que estar acordes con esto, para que de esta manera se encuentren a los usuarios susceptibles de comprar el producto por sus búsquedas de palabras clave.

El segundo punto es el de modificar la landing page. Es una sencilla acción que ayuda a que los usuarios conviertan su visita en una venta de manera más rápida, al haber menos intermediarios y al llevarles a ese punto de manera más rápida.

Proceso conversion compra

La conversión promocional

De las citadas anteriormente, esta es la que, profesionalmente, supone un mayor reto para el web máster. Conseguir una visita dependerá, en gran medida, del correcto posicionamiento SEO. Por su parte, convertir visitas en ventas dependerá de que los usuarios sean verdaderamente susceptibles de comprar ese producto, y tengan, por tanto, cierto interés en él.

Sin embargo, en este tipo de acción lo que se buscan son dos cosas. Por un lado, una mayor información sobre los usuarios, y por otra promocionar el espacio de la marca. Lo primero es importante para afinar más en función de sus gustos, y la segunda es una excelente medida de retroalimentación.

En cualquier tipo de acción que se lleve a cabo, el objetivo es el de que los usuarios interactúen también en las redes sociales de la marca, que pasen más tiempo visitando la página, que sigan visitando el espacio web, que se animen a participar en ella o que compartan esos contenidos con otra gente. 

¿Crees que el SEO debería de llevar todo el peso a sus espaldas o siempre hay que tratar de potenciar la conversión? ¡Cuéntanos tu opinión!

Añadir un comentario