¿Qué son los KPI en marketing?

El éxito de una campaña de marketing online pasa por valorar periódicamente los resultados de sus acciones y, en función de los datos obtenidos, corregir los errores detectados. Los KPI juegan un papel imprescindible en todo ello.

¿Qué son los KPI?

Se trata de indicadores que ayudan a cuantificar el resultado de las acciones de marketing llevadas a cabo en una campaña, así como su adecuación a los objetivos previamente definidos.

Aunque inicialmente fueron una herramienta usada en el ámbito de la economía y las finanzas, en la actualidad estos indicadores son parte fundamental del análisis de marketing. Entre sus características, deben:

· Ofrecer información relevante para el negocio específico y su desarrollo.

· Poder medirse fácilmente.

· Ser realistas y poder alcanzarse fácilmente. Es la única manera de evitar campañas frustradas.

· Poder medirse de manera periódica para analizarse correctamente y valorar los cambios producidos.

· Analizar información específica, que permita conocer con detalle los aspectos más concretos a cambiar en una estrategia por los errores existentes.

¿Para qué sirven?

Estos indicadores se consideran una métrica que identifica las claves de diversos aspectos de una empresa y, además, ayudan a saber en qué punto de evolución se encuentra y su proyección de futuro.

Su aplicación en análisis permite concentrarse en las tareas que deben priorizarse para mejorar el camino de consecución de una meta.

En el caso concreto del marketing, usar estas métricas permite conseguir los datos necesarios para tomar decisiones efectivas.

kpi marketing

Herramientas para el análisis

Crear y medir correctamente estos indicadores en una web pasan por usar ciertas herramientas específicas.

Google Analytics es una plataforma que permite conseguir información detallada sobre los usuarios de una web, teniendo en cuenta además cómo actúan en los buscadores. Una de sus mayores ventajas es que da la posibilidad de crear los objetivos adecuados para cada estrategia de marketing. Una vez establecidos estos objetivos, se establecen los indicadores necesarios para hacer el análisis.

Todas las métricas y análisis de Analytics son adecuadas para analizar el comportamiento offline y online de los usuarios de una web. Además, sus resultados se presentan de manera que se pueden analizar y comparar fácilmente. Así, se puede medir desde distintos puntos de vista.

En definitiva, recurrir a Google Analytics ayuda a los responsables de una estrategia a medirla de manera integral y, además, poder usar los resultados obtenidos para corregir los errores que se puedan detectar.

Es recomendable establecer métricas cuantitativas y cualitativas para conseguir medir el alcance de las acciones planteadas y su conversión en número de visitas.

También se puede recurrir a Google Adwords para medir el impacto de los contenidos en sus diferentes canales de difusión, así como las conversiones conseguidas.

Otra herramienta online que puede ser una gran ayuda para trabajar estos indicadores es Symple KPI, que permite tanto la creación como la administración y control de todos ellos eficazmente.

KPI adecuados para cada empresa

Aunque cada empresa requiere el establecimiento de unas métricas determinadas, dependiendo de su situación y objetivos, sí que es necesario tener en cuenta algunas de las que tienen un uso más habitual.

El costo de adquisición de clientes es uno de los indicadores más usados. Ayuda a conocer la inversión que se necesita para convertir visitantes en leads calificados.

Customer Lifetime Value es el valor que explica los beneficios que representa un cliente durante su "período de vida". Es decir, durante todas las veces en que adquiere un producto a la misma empresa. Si se relaciona con el costo de adquisición de clientes, permite saber si el negocio resulta rentable.

Las siglas ROI se corresponden con el indicador del Retorno Sobre la Inversión. Sin duda, es una de las métricas más usadas en el mundo de los negocios, ya que permite saber si el desempeño de la campaña es positivo.

Otra de las métricas más básicas a tener en cuenta en un ecommerce es el tráfico web, que proporciona una referencia adecuada de la eficacia de una estrategia de marketing digital. Esencialmente, mide las sesiones abiertas y su duración, el número de vistas y la tasa de rebote.

Las métricas de redes sociales son de las más importantes a valorar en un ecommerce. Hay que tener en cuenta que las tasas de conversión conseguidas en los social media son de las más altas y contribuyen de manera efectiva a las conversiones, por lo que es imprescindible analizarlos de manera específica y continúa.

Finalmente, hay que tener en cuenta también la tasa de conversión de la landing page, cuyos datos es necesario valorar con detalle para corregir los problemas que pueda tener esta página de destino. Optimizar una landing es la mejor manera de conseguir un buen porcentaje de conversiones.

Estos indicadores KPI son esenciales para la mayoría de empresas de cualquier sector, pero tampoco hay que olvidar la necesidad de aplicar algunas concretas que se adecuen a las necesidades concretas de cada negocio. ¿Cuál de ellas aplicas en tu ecommerce, y qué beneficios te proporcionan?

Añadir un comentario