Que es la huella digital

¿Qué es la huella digital o rastro digital?

Cuando nos movemos por Internet, pocas veces nos paramos a pensar en la huella digital o rastro que dejamos cuando realizamos diversas acciones en un sitio web. Saber en qué consiste y cómo podemos manejarlo nos ayudará a entender mejor el funcionamiento del marketing digital.

¿Qué es la huella digital?

Es la impronta que dejamos en Internet, cuando compartimos información personal o usamos servicios en línea. De hecho, cada vez que hacemos alguna de estas acciones, renunciamos a una parte del control de la privacidad sobre nuestros datos.

La huella que dejamos cuando visitamos una web se usa, sobre todo, con objetivos comerciales. Además, también es una herramienta eficaz para conocer mejor a los usuarios e, incluso, poder personalizar los productos o servicios que ofrecemos en función de las personas a las que no dirigimos.

Entre la información que incluye una huella digital, hay que destacar los datos personales, la dirección IP e incluso el navegador y el sistema que usa nuestro ordenador.

Importancia del rastro digital

Para entender la importancia que tiene toda la información que dejamos a nuestro paso por la red, debemos ser conscientes de la gran cantidad de sitios en que dejamos nuestra huella:

· Las tiendas en línea y los sitios de reseña de productos usan cookies para seguirnos durante nuestro recorrido. Así, pueden ofrecernos anuncios dirigidos a nuestros intereses.

· Las acciones en las redes sociales también dejan un registro. Por lo tanto, debemos conocer su configuración de privacidad.

· Los dispositivos portátiles también se recogen en algunos sitios web como una manera de conocer nuestros hábitos.

Rastro digital

¿Se puede borrar la huella digital?

Es necesario que nos preocupemos de la gestión de la huella que dejamos en el mundo digital para entender exactamente las consecuencias de lo que dejamos atrás cada vez que entramos en una web.

Para empezar, debemos saber que la ley ampara el Derecho al Olvido en Internet. Es decir, las personas tenemos derecho a pedir que se eliminen nuestros datos de la Red y evitar que nuestra información aparezca cuando se lleva a cabo una búsqueda en Internet. Aunque no es un borrado estricto, es importante señalar que, gracias a esta ley, podemos hacer que los buscadores oculten todos los datos que tienen sobre nosotros.

Esto no es todo. Uno de los problemas más habituales que tenemos a la hora de hacer desaparecer nuestra información de Internet es borrar nuestra presencia en las redes sociales. Para ello, debemos iniciar un proceso que comienza por la desactivación de las cuentas que tenemos abiertas. Del mismo modo, es necesario que nos preocupemos de eliminar todas las etiquetas de las fotos y publicaciones en que aparecemos y que estén subidas a Internet. Esto incluye las que hayan publicado nuestros conocidos y familiares. Por lo tanto, deberemos contactar con ellos para solicitarles que lo hagan.

Una vez hemos hecho todo esto, es el momento de hacer una búsqueda en Google de nuestro nombre, para comprobar que realmente no aparece nada acerca de nosotros. Si esto no es así, debemos hacer una solicitud por escrito de borrado de datos en las plataformas donde todavía estemos presentes. De esta manera, la ley les obliga a borrarlo todo.

Otra opción para lograr esto es solicitar el bloqueo de búsquedas nominales en los buscadores, para evitar nuestra aparición.

Finalmente, debemos saber que si alguna compañía se niega a hacer estas acciones, podemos defender nuestros derechos ante la Agencia Española de Protección de Datos.

Si somos conscientes del funcionamiento de la huella digital, podremos controlar mejor los datos que tienen de nosotros los sites que visitamos.


¿Y tú, cómo manejas el rastro que dejas en la red?


Sin comentarios

Añadir un comentario