marketing post pandemia

¿Debe cambiar el marketing como lo conocemos?

El marketing fue una de las disciplinas esenciales para evitar la ruina económica de miles de negocios durante el confinamiento. Sin embargo, ¿es necesario cambiar el enfoque para conseguir aumentar la conversión? ¿Se ha llegado ya al final de una era? Respondemos a estas cuestiones a continuación.

¿Es posible lograr mejores resultados?

Sí, y no hay lugar alguno para excusas como la crisis o la bajada del consumo. Ahora bien, hay que tener en cuenta una importante serie de factores imprescindibles, ahora descrita, para conseguir el objetivo de aumentar las tasas de conversión.

La segmentación

Es esencial volver a realizarla para conocer cómo ha afectado la nueva normalidad a nuestro cliente tipo. Añadir nuevas características, gustos o costumbres al buyer persona potencial incide, directamente, en la personalización de cada campaña y en la consecución y superación de sus objetivos.

No saturar al cliente potencial

En situaciones de crisis e incertidumbre, la saturación es la peor alternativa. Es lógico, se apuesta más por el ahorro y menos por adquirir productos que no sean de primera necesidad. Lo mismo sucede con ligar cada promoción al coronavirus teniendo en cuenta que resulta casi imposible no conocer las últimas novedades al respecto con solo encender la televisión.

Es recomendable medir muy bien la cantidad de mensajes a enviar y promover contenidos de alta calidad que supongan casi un oasis ante tanta noticia negativa.

mensajes post coronavirus

Potenciar el inbound marketing

El SEO y el SEM son eficaces para conseguir tráfico hacia nuestro sitio web, pero ¿está este diseñado para admitir un aumento de las compras? ¿Se están redirigiendo los enlaces a la tienda online? ¿Es sencillo el proceso de compra? Teniendo en cuenta que el aumento de las compras en Internet sigue en constante crecimiento, hay que renovar cada ficha de producto, mejorar la estructura de la tienda virtual y trabajar duro para mantener, o aumentar, los niveles de conversión.

No reducir la inversión

La estadística confirma que un 30 % de empresarios decidió dejar de invertir en la promoción de su negocio. Igualmente, el 75 % de los que apostaron por el marketing adaptado a las nuevas circunstancias lograron un retorno de la inversión casi inmediato. Hay que evitar el círculo vicioso de no gastar porque no hay ingresos. Si nadie conoce la oferta, habrá menos ingresos todavía y será inevitable cerrar. La imaginación y la creatividad han de ser los dos pilares en los que apoyarse para seguir progresando.

A todo lo anterior se suma la importancia del inhousing (internalización de los departamentos de marketing) y, sobre todo, de romper la frontera entre el cliente y la empresa para que el primero sepa que se está atravesando por una situación complicada, pero que se va a seguir ayudándole y ofreciéndole productos de su interés.

Uno de los ejemplos prácticos más repetidos, todavía en estudio en cuanto a resultados, es la colaboración con los menos favorecidos en tiempos de la pandemia o con la investigación de posibles soluciones para el tratamiento de la COVID-19. Aportar un tanto por ciento de cada compra es una opción que parece generar engagement y alguna que otra crítica, por lo que es siempre es recomendable meditar la decisión a poner en práctica.

No conviene olvidar la inmensa importancia que tiene, ahora más que nunca, la métrica de los resultados obtenidos por cada campaña. Contar con herramientas que puedan prever la evolución de la tendencia es siempre adecuado.

Así, el marketing tal y como se conocía tiene que evolucionar. Ya nadie busca campañas que solo anuncien un producto, sino otras que sean distintas, interesantes y con cierta pincelada de empatía.


¿Cómo has enfocado las campañas durante la pandemia y cómo piensas cambiar tu estrategia promocional en un futuro próximo?


Sin comentarios

Añadir un comentario