¿Qué es el Growth Hacking?

Aunque no lleva corona, con solo seis años de historia, se ha convertido en el nuevo rey, en el líder de moda dentro del mundo de los negocios online. Grandes e importantes empresas como Facebook, Youtube o Airbnb ya han confiado y obtenido grandes éxitos gracias a él. Se llama Growth Hacking y ha venido para quedarse.

Este nuevo fenómeno tiene como concepto clave la eficiencia, es decir, busca conseguir un aumento rápido y considerable del número de usuarios, los ingresos o impactos de un negocio minimizando al máximo los recursos utilizados

Su aparición fue a raíz de las primeras startups, pequeños negocios tecnológicos que no tenían suficientes recursos iniciales como para ponerse en marcha y se vieron obligados a buscar nuevas formas de crecer muy económicas, en cuanto a tiempo y dinero. No obstante, el primero que acuñó el concepto fue Sean Ellis, en el artículo "Find a Growth Hacker for your Startup" (2010), en el blog llamado Startup Marketing. Desde ese momento, el término también ha experimentado un crecimiento y cambios importantes.

Qué es Growth Hacking

  

Como ya los definía Ellis, los profesionales de esta disciplina son los Growth Hackers, comúnmente denominados también como visionarios de nuevas tecnologías, crearios o piratas del crecimiento online. Y es que cada decisión, iniciativa, estrategia o táctica que desea implantar tiene como único y principal objetivo el crecimiento. Es un perfil multidisciplinar que combina la analítica, la creatividad y su curiosidad para saber el "porqué" de las cosas. Debe tener habilidad para ejecutar, dirigir y reaccionar con fluidez. Es importante que tenga una mentalidad abierta y que esté dispuesto a escuchar nuevas ideas para poder evolucionar.

En su día a día, se encargan de hacer un análisis completo de los mercados, reposicionar los productos y redefinir su distribución o promover acciones para lograr la mayor cobertura posible. En definitiva, están involucrados en el proyecto desde el momento en que se desarrolla la idea hasta que finalmente se lanza y se evalúa su repercusión. Una de las aplicaciones más importantes de los Growth Hacker es en el posicionamiento SEO, ya que cumple con el requisito de facilitar y optimizar la obtención de un elevado volumen de tráfico a través de búsquedas de usuarios con un fin comercial. Existen otros recursos útiles y también muy utilizados como la innovación en el medio, fomentar las colaboraciones originales o mediante el marketing de pago. Sin embargo, el secreto del éxito de esta disciplina es probarlo en los distintos modelos de negocio de las empresas.

No es sorprendente que las empresas cada vez más quieran contratar a este tipo de perfil, un híbrido, un rara avis, que puede convertirse en un elemento estratégico de gran valor para el negocio al tener la capacidad de detectar y liderar un rápido y notable crecimiento con los mínimos recursos.

¿Y tú, confías en el concepto del Growth Hacking como una herramienta para hacer crecer tu negocio?

Añadir un comentario