6 técnicas de Growth Hacking para un buen posicionamiento SEO

Ahora que ya sabes qué es el Growth Hacking y por qué puede ser clave para crecer en un negocio y conseguir un buen posicionamiento SEO, vamos a analizar algunas técnicas o "hacks" para poder aplicarlo en cualquier empresa. 

6 técnicas de Growth Hacking para SEO

Técnicas de Growth Hacking para SEO

1. Perfiles en redes sociales 

Las redes sociales son una herramienta clave para dar a conocer una empresa. Estas plataformas permiten crear una comunidad y un vínculo más próximo con el cliente. Es, pues, una muy buena estrategia para empezar en un negocio si está bien planteada y tiene un mensaje potente. El Growth Hacker debe convertir los contenidos en acontecimientos para crear expectativas en el usuario, así como un lazo que repercuta en un aumento de los clientes de la marca. 

2. Compartir contenido

Como se ha comentado, una mayor presencia de la empresa en las redes sociales será garantía de un mayor alcance y de la notoriedad de los contenidos. Es decir, gracias al contenido compartido una web puede tener relevancia, ya que consigue acercarse a más usuarios que no la conocerían y a viralizar su popularidad. Este es uno de los objetivos primordiales de un buen Growth Hacker: estar en más lugares para aumentar las visitas. Es importante, pues, tener claro los conceptos de las keywords o palabras clave para obtener un buen posicionamiento SEO

3. Emails de bienvenida

Aunque parezca un recurso sencillo, un email de bienvenida puede ser la clave para que un usuario se sienta acogido y con ganas de visitar la web y conocer la marca. Además, el Growth Hacker debe aprovechar la oportunidad para ampliar la comunidad, por ejemplo, proponer al nuevo usuario que invite a sus amigos a unirse a la red a cambio de puntos, u otros beneficios e incentivos. 

4. Retargeting

Es una de las técnicas más eficaces para conseguir más visitas a un sitio web. Consiste en posicionar, mediante herramientas de marketing como los banners,los usuarios que han entrado en una página web, pero no han terminado el proceso de conversión. Dicho en otras palabras, funcionan como un recordatorio para volver a atraer al cliente al sitio web

5. Pruebas gratuitas

Recientemente se ha puesto de moda la tendencia de las pruebas gratuitas, ya que las empresas ven en ellas la oportunidad de acercar durante unos días sus productos a sus clientes para que después convencerlos y que lo acaben comprando. La figura del Growth Hacker debe intervenir en el periodo de prueba lanzando mensajes atractivos y directos al visitante para conseguir atraer su atención y que decida pagar por la versión completa o para visualizar todos los contenidos. Como ya se ha dicho anteriormente, un recurso para esta conversión es ofreciéndole un premio a cambio de invitar a un número determinado de nuevos clientes. Así, el cliente encuentra un beneficio en el servicio que le proporciona la empresa y esta amplía su red con nuevas visitas que podrían convertirse en clientes. 

6. Personalizar la experiencia

El cliente o usuario es cada vez más exigente y estricto a la hora de valorar los contenidos sugeridos por las distintas páginas web. Él quiere ver solo los contenidos que son de su interés, así como modificar la distribución de los elementos de la página a su gusto. El Growth Hacker, mediante las cookies, puede mejorar la experiencia que tienen en la página los usuarios, personalizándola y adaptándola a sus preferencias. Así, el hecho de tener el cliente contento, puede verse reflejado en los resultados de las ventas de la compañía porque fácilmente su experiencia será difundida a otros clientes potenciales. 

El Growth Hacking no es solo para grandes multinacionales con enormes recursos económicos, sino para todo aquel que desee obtener un buen posicionamientoSEO.

Añadir un comentario