psd2 nueva directiva pagos

PSD2: La nueva directiva de servicios de pago ¿En qué consiste?

La PSD2 es el modo abreviado que se utiliza para denominar Payment Services Directive 2, la nueva directiva europea de servicios de pago. Se trata de una aplicación práctica de algunas ideas que habían planteado las empresas y la sociedad civil. Su principal objetivo es aumentar las posibilidades de pago online y reforzar la seguridad de estas transferencias. Sin duda, va a servir para regular tanto la actividad económica tradicional como la digital.

Autentificar los pagos, uno de los aspectos importantes

Este punto está relacionado con la seguridad en internet, ya que se busca que los pagos sean más rápidos y estén protegidos. A partir de ahora necesitaremos utilizar al menos dos de los siguientes formatos para confirmar un pago. En primer lugar, un móvil, un DNI, una tarjeta o cualquier otro objeto físico de igual índole. Lo siguiente es una información: pin, contraseña, respuesta a una pregunta, etc. Por último, un acceso biométrico, es decir, reconocimiento facial, huella, etc.

Como adelantábamos antes, deberemos emplear dos de estos métodos para avanzar en el pago. Es una manera de evitar hackeos y de hacer los trámites rápidos. Dejar guardados el pin, las contraseñas o las huellas de forma segura nos ahorrará tener que introducir esta información personalmente.

¿Cuáles son los nuevos productos y servicios de pago de PSD2?

El desarrollo del factor económico en internet está empujando a la creación de nuevos sistemas de pago. Actualmente, contamos con varias opciones. La primera es la transferencia para tiendas online. También podemos realizar pagos en la red de diversas facturas. Finalmente, es posible la conciliación bancaria automática para poner al día los recargos del usuario.

Ventajas e inconvenientes

Como en todos los avances, hay una combinación de puntos positivos y negativos. Entre las ventajas, encontramos la mejor regulación y control de los servicios financieros digitales. El usuario podrá disfrutar de los métodos aprobados actualmente y de los que sigan apareciendo en esta línea.

Cada vez los servicios de hackeo se sofistican más, por lo que es necesario combatirlos con nuevos sistemas. En este sentido, la doble autorización en los servicios de compra y los encriptados de los proveedores de pago actúan claramente en defensa del consumidor.

Entre los inconvenientes, podemos citar algunas malas experiencias de clientes que se achacan al diseño de las entidades bancarias. Estos bancos tradicionales parece que no han conseguido adaptar la tecnología y las posibilidades de la nueva directiva. Por este motivo, muchos argumentan que, a la hora de realizar los pagos, las autentificaciones pueden pedirse varias veces, la página se bloquea, etc.

Se trata de algunos casos que han mencionado algunos consumidores descontentos con el rendimiento de los servicios financieros digitales de sus bancos. No obstante, otras plataformas y empresas han tenido menos problemas a la hora de trasladar estas opciones a sus interfaces y servicios en línea.

Hemos de destacar que esta directiva no es obligatoria para las tiendas digitales. Al contrario, es una manera de ofrecer oportunidades de negocio. Muchos consumidores aún no tienen la confianza para comprar en la red, por lo que medidas como estas ayudarán a darles seguridad e incorporarlos a un mercado sin techo.

De este modo, se pretende impulsar la creatividad, la competitividad, los medios de pago alternativos y, sobre todo, la seguridad. Su entrada en vigor supuso un cambio para muchas empresas que ya operaban online. Sin embargo, para el resto, la directiva PSD2 fue un nuevo marco que favorecía su incursión en estos mercados.


A grandes rasgos, estos son los principales aspectos de la nueva directiva PSD2. Y tú, ¿ya utilizas alguno de estos nuevos sistemas? ¡Déjanos tu comentario!


Sin comentarios

Añadir un comentario