La gramática y la ortografía y su efecto en los rankings

Una de las grandes dudas a la hora de crear contenidos para una página web es si una buena ortografía y gramática afectan al ranking de los motores de búsqueda. ¿Realmente estos factores pueden perjudicar en términos de posicionamiento SEO? La respuesta corta es un rotundo no, pero realmente hay matices a tener en cuenta.

No, las faltas no afectan al ranking

Google siempre ha dicho que la ortografía y la gramática no afectan al posicionamiento SEO de una web. Sus robots no tienen en cuenta estos errores a la hora de establecer sus niveles de calidad, aunque sí consideran otros aspectos como la usabilidad, la accesibilidad, el diseño responsive, la velocidad de carga o el contenido original y de calidad.

Aunque muchos webmasters desconfían de esta información, apoyándose en que otros buscadores, como Bing, sí tienen en cuenta estos factores, la verdad es que a Google le da absolutamente igual si los textos de una web contienen faltas.

Por ejemplo, si se hace una búsqueda en Google Trends con la palabra "sarampión" sin tilde, el resultado de la búsqueda es mucho más amplio que con la palabra escrita de forma correcta.
Al final, impera una cierta lógica y pragmatismo. A la hora de utilizar un buscador, el usuario prefiere la velocidad y la obtención de resultados satisfactorios y suficientes, a encontrar páginas con una buena gramática y ortografía.
Google ofrece a los internautas todos los resultados que puedan ser de su interés y que vayan a suponer una ayuda. Por eso, no los filtra según su ortografía o gramática. Pero hay otros factores muy importantes a tener en cuenta.

Buen posicionamiento SEO, mala imagen

La ortografía y la gramática pueden no ser, en la actualidad, dos elementos básicos para conseguir las mejores posiciones en los rankings de Google. Sin embargo, ser riguroso con la calidad de los textos de un sitio web supone un valor añadido, que da fiabilidad y confianza a los clientes potenciales. No hacerlo transmite una imagen negativa y la pérdida de muchas posibles ventas.

Además, aunque actualmente el gigante de Internet no dé importancia a las faltas, puede cambiar de opinión en cualquier momento y entonces podría perjudicar a las webs que no tengan contenido de calidad.
Independientemente de contar con un buen posicionamiento gracias a una estrategia SEO magnífica y muy bien ejecutada, si cuando un usuario entra en una web encuentra errores gramaticales o faltas de ortografía, ese sitio perderá valor.

Por este motivo, y recuperando el término "sarampión", aunque se esté poniendo en marcha un blog de medicina y se quiera posicionar esta palabra, no es una buena idea escribirla sin tilde para conseguir un mejor posicionamiento.
Con ello, lo único que se consigue es que los usuarios que accedan a la página web se marchen buscando otra fuente que consideren más fiable.

Conclusión: calidad de contenidos

Las faltas de ortografía o gramática en una web parecen no influir en el posicionamiento, pero sí en la confianza que los clientes depositan en un negocio. Por eso, los textos cuidados y bien escritos son la base para el mantenimiento de un sitio que busque colocarse en las primeras posiciones de los motores de búsqueda.

Las redes sociales e Internet han aumentado el respeto general por el bueno uso del lenguaje. Aunque haya contadas excepciones, como cuando expresamente interesa posicionarse con una palabra mal escrita, lo mejor para tener un buen posicionamiento es crear estrategias SEO que permitan mejorar el ranking y tener unos contenidos de calidad, bien redactados y sin faltas.

Y vosotros, ¿dais la importancia que se merece a la gramática y las faltas de ortografía?

Sin comentarios

Añadir un comentario