Impacto 2020 en el marketing

Adiós a 2020: el año que lo cambió todo

Nunca el marketing digital había sido tan importante. Antes de 2020, tener presencia en Internet podía ser algo optativo para empresas con locales en zonas de afluencia; sin embargo, con el cierre sanitario, el mundo virtual ha sido el único escaparate posible.

La COVID-19 nos ha obligado a reinventarnos, a dar lo mejor de nosotros para sobrevivir en un mercado cada vez más saturado.

En este artículo compartimos los cambios más significativos que hemos vivido respecto a las formas de comprar y vender.

Novedades en el marketing

Hay innovaciones que se quedarán con nosotros, al menos durante un buen tiempo. Es un hecho que el confinamiento ha hecho que estemos más conectados que nunca, y eso los mercadólogos lo sabemos y lo aprovechamos.

Los seminarios en línea o webinars son un buen ejemplo de ello. Muchas campañas comienzan usando este tipo de eventos en los que se puede interactuar, normalmente gratis, con el público.

La pandemia es responsable de su auge frente a los encuentros que requieren presencia física, pero es esperable que, en parte, continúen. Es la única forma de reunir personas de diferentes partes del mundo y el coste es ínfimo en comparación con el alquiler de una sala.

La inteligencia artificial ha acabado de imponerse. Las empresas líderes en su sector consiguen sus resultados al ofrecer servicios automáticamente personalizados, como cuando Netflix te sugiere qué ver.

Los vídeos educativos han cambiado la forma tradicional de aprender. Los infoproductos, en general, se han vuelto de enorme valor y son, por tanto, un espacio idóneo para la publicidad orgánica.

Las redes sociales ocupan más espacio que nunca. En general, incluso la población más reticente ha acabado utilizando plataformas digitales como Facebook, dirección de correo electrónico, TikTok o Instagram.

Impacto de las redes sociales 2020

El año que nunca olvidaremos: 2020

La digitalización de la economía se acelerado al máximo en 2020. Es una fortuna habernos podido confinar con unos servicios digitales tan completos. Prácticas como el teletrabajo, antes desconocidas para la mayoría, se han expandido a un ritmo frenético.

La mercadotecnia ha sabido estar a la altura. Hemos podido dar solución tanto a los ofertantes deseosos de ofrecer sus productos o servicios por Internet como a los consumidores que buscan comprar con confianza.

2020 marca el inicio de un entorno en el que el contacto físico entre personas se reduce al mínimo y, por otra parte, el uso de dispositivos móviles está en su máximo histórico.

Para muchos ya es algo normal comprar a través del teléfono, sea comida de tu restaurante favorito o cualquier producto del supermercado. Hoy en día, casi todo puede ser comprado y enviado a casa haciendo un par de clics desde cualquiera de las aplicaciones que dominan el sector: Globo, UberEats, JustEat, Sindelantal...

El e-commerce está viviendo su periodo más dorado, con multinacionales como Aliexpress, Amazon y Mercadolibre dominando las ventas. Pero también varias empresas españolas han sabido adaptarse, como El Corte Inglés, con su servicio a domicilio por un pago fijo anual. Y tantísimos bares y restaurantes que están ofreciendo entregas a domicilio.

Ha sido el año en el que, para tener éxito en el marketing digital, no ha bastado con existir. Ha sido necesario destacar. Nunca la oferta había sido tan grande ni los usuarios habían sido tan exigentes.

Muchos negocios han cerrado sus oficinas y han centrado todos sus esfuerzos en el servicio en línea. En la mayoría de los casos, los resultados están siendo positivos. Reduciendo costes fijos, los márgenes de beneficios aumentan.

Los desafíos y las crisis son oportunidades para mejorar procesos y optimizar resultados. Este año ha sido complicado, no vamos a negarlo, pues hemos vivido situaciones muy duras que nos han hecho modificar nuestros hábitos y las políticas de marketing.


Entremos en el 2021 con optimismo y con ganas de seguir creciendo. ¡Feliz Año Nuevo!


Sin comentarios

Añadir un comentario