¿Qué es un headless CMS?

Un headless CMS es una evolución significativa y aporta bastantes mejoras respecto el CMS clásico que la mayoría conoce. Es decir, algunos componentes integrales del sistema han sido retirados para hacerlo compatible con tareas más diversas y flexibles. Los redactores y profesionales del mundo de la comunicación demandan nuevas funciones a las que las plataformas se han tenido que adaptar. Esto es posible porque en un headless CMS, tanto el frontend como el backend, no tiene una vinculación de forma monolítica entre ellos.

Ventajas del uso de Headless CMS

Estas son algunas de las ventajas más significativas de pasar del uso del CMS tradicional a uno de más innovador, como por ejemplo la variante citada:

  • Flexibilidad y libertad. Aporta un plus de flexibilidad a la empresa porque permite elegir el lenguaje de programación y el framework. De este modo, se eliminan gran parte de las limitaciones que existían con el modelo convencional. Además, ahora es posible utilizar contenidos que sean similares en proyectos distintos y diversos, reutilizando así la información con una exportación sencilla que resulta favorable para todo tipo de negocios.
  • Seguridad. Ahora se puede contar con más seguridad, ya que se pueden usar protocolos específicos de seguridad y servicios de autenticación. Asimismo, resulta más complicado que las empresas sean víctimas de los ciberataques que tan frecuentes se han vuelto. Y lo mejor es que, desde la base de datos, no se puede tener un acceso directo al entorno de publicación.
  • Multicanal. Hoy en día es necesario adaptar las estrategias a todos los canales para triunfar y convertirse en una empresa exitosa. También permite gestionar el contenido en múltiples canales y que haya compatibilidad y así proporcionar a los usuarios una experiencia favorable e integrada. El contenido se puede reutilizar y consumir de diferentes modos fácilmente.
  • Escalabilidad. La separación de backend y frontend que se ha comentado al inicio del artículo, posibilita una mayor personalización, escalabilidad y la opción de incluir diferentes actualizaciones continuamente sin que el funcionamiento del CMS se vea alterado durante el proceso.
  • Eficiencia y tiempos. Da lugar a un trabajo ágil y a una gestión del tiempo mucho más eficiente para el equipo, algo que se debe a que los trabajadores tienen la capacidad de trabajar al mismo tiempo y de avanzar mucho más en las tareas. Este punto reduce el tiempo de entrega. Además, existe la posibilidad de lanzar una web e ir añadiendo otras características poco a poco.

Pero estas ventajas no solo benefician al propio negocio, sino que también tienen una repercusión muy positiva para los desarrolladores web y el resto del equipo que se dedica a tareas de mantenimiento y de gestión. Es una forma de poder subir contenido simultáneamente a las aplicaciones móviles y a los blogs. Además, varias personas pueden tener acceso a la información para ir avanzando en sus tareas.

Cada tipo de CMS cuenta con una serie de ventajas y desventajas que cada empresa debe considerar, y siempre deben ponerse en contexto. Cada proyecto tiene unas necesidades diferentes y por lo tanto, dependiendo de su presupuesto, de su capacidad de gestión, objetivos y alcance, será mejor que escoja uno u otro. Por lo tanto, hay que mantenerse alerta sobre las novedades y las tendencias del sector para incorporar en la empresa la tecnología más disruptiva y adecuada.

En resumen, una buena capacidad de adaptación e innovación es clave para acercar el negocio al éxito, así como contar con un equipo de profesionales que dominen las herramientas de gestión y en concreto, la comentada en este artículo. Aquí ya se han expuesto todos los beneficios del headless CMS. 


¿Conocías este término y sus aplicaciones en empresas?


Sin comentarios

Añadir un comentario