google-maps

Google Maps te mostrará la ruta menos contaminante

En la era tecnológica en la que vivimos hemos visto nacer y desarrollarse tecnologías muy útiles para el día a día. Una de ellas ha sido Google Maps, que ha revolucionado el concepto que existía sobre los mapas. Supuso una innovación en el transporte y en los viajes, ya que permite ver cada paso del recorrido con nuestros propios ojos. Y, como no podía ser de otra manera, esta tecnología sigue avanzando. Ahora, incorpora la posibilidad de elegir las rutas menos contaminantes hacia nuestro destino.

Así será la nueva ruta predeterminada de Google Maps

Antes de ver cómo Google Maps será capaz de modificar el algoritmo, hay que señalar algunos aspectos de estas nuevas rutas. Hasta ahora la aplicación nos ofrecía de manera predeterminada la ruta más corta hacia nuestro destino, teniendo en cuenta el trayecto por carretera. Es esta ruta la que se modificará para ofrecer otra que sea menos contaminante, es decir la que consiga que se emita menos CO₂. Eso sí, sin olvidarse de los usuarios. Esto quiere decir, por una parte, que las rutas más cortas que nos ofrecía antes seguirán apareciendo (aunque no de manera predeterminada) y, por otra parte, que las rutas menos contaminantes también tendrán en cuenta el tiempo que tardemos en llegar. Por lo que la diferencia entre una y otra apenas será notoria, llegando incluso a ser, en muchas ocasiones, la misma ruta.

google maps

Parámetros que determinan la ruta menos contaminante

Ahora que conocemos las ventajas de estas nuevas rutas, cabe preguntarse cómo Google Maps ha conseguido esta actualización. En parte se debe a su colaboración con el NREL, el laboratorio norteamericano encargado de energías renovables. Este grupo ha colaborado para establecer las rutas menos contaminantes en Estados Unidos, que llegarán a Europa en 2022. Para realizar dichos trayectos han tenido en cuenta diversos parámetros.

En primer lugar, el tiempo de recorrido continuará siendo una de estas prioridades, ya que en muchos casos, ese es el principal objetivo de los usuarios. A este factor se unen otros como los semáforos. Aunque creamos que solo afectan al tiempo de circulación, en realidad sortearlos disminuye los acelerones y, por lo tanto, el consumo es menor. Esto también sucede cuando tenemos en cuenta la inclinación de la carretera. De la misma manera que las rutas convencionales beneficiaban al conductor, como el evitar pagar peajes, estas nuevas rutas también supondrán un beneficio en los vehículos de los usuarios. Un menor consumo significa un aumento de la vida de nuestro coche, así como un gasto más reducido en gasolina.

Como se puede observar Google Maps ha dado un paso de gigante para evitar el cada vez mayor problema de la contaminación mientras contribuye a la sostenibilidad del planeta. Y es que se trata de una aplicación tan popular que, con esta nueva forma de desplazarnos, puede lograr que reduzcamos hasta en una tonelada las emisiones de CO₂. Va a ser un método muy útil para ahorrar combustible, al mismo tiempo que fomentamos el cuidado del medio ambiente. Dejanos tu opinión en los comentarios.

Sin comentarios

Añadir un comentario