Cambio en el algoritmo de LinkedIn

En los tiempos que corren, la digitalización en la sociedad está consiguiendo ofrecer la posibilidad de crear impactos fuertes en las estrategias de negocio gracias a los algoritmos. Empresas como Facebook, Instagram, LinkedIn o Google utilizan estas herramientas para estudiar un conjunto de datos sobre los clientes y establecer un filtro para detectar soluciones o conclusiones lógicas. También funcionan con esta técnica las búsquedas en internet, los portales de compra como Amazon o empresas de música como Spotify. Estas empresas utilizan los algoritmos para detectar tendencias y poder generar datos para adaptar sus productos o servicios.

LinkedIn y su funcionamiento

Centraremos la atención en el estudio del algoritmo de esta red social, sabiendo que es de tipo profesional y en ella se pueden compartir carreras profesionales, crear conexiones y buscar prospectos comerciales y trabajo.

Al ingresar en esta red social, directamente se redirigirá al feed de la página inicial, donde se podrán ver las actualizaciones de los contactos y páginas que cada usuario sigue. Así pues, el algoritmo de esta página solo mostrará contenido que deduce es importante para cada persona. De forma manual, se podrá elegir la actividad que se quiere mostrar pero, si no se habilita, no aparecerá.

Cambios en el Algoritmo de linkedin

¿Cómo funciona el algoritmo de esta red social profesional?

Su algoritmo está creado para hacer los feeds iniciales más importantes y fáciles de usar. En los últimos tiempos han hecho diferentes actualizaciones y mejoras, incluyendo estrategias para mantener el feed relevante o personalizarlo, así como calificaciones de usuarios como spam, entre otras.

Son muchos los factores que pueden afectar para que una publicación llegue lejos en la red social y estas herramientas algorítmicas a veces moverán esta publicación hacia delante o hacia atrás en el proceso.

Al hacer una actualización, un bot inmediatamente ubicará el contenido en spam, limpio o baja calidad. Si ha sido catalogado como de baja calidad, los indicadores de participación del movimiento de la publicación con respecto a la audiencia, con comentarios, "me gusta" y veces que fue compartido, juzgarán si esa publicación es apta para pasar a la fase positiva. Sin embargo, si los demás usuarios subrayan la publicación de forma negativa o lo ocultan para no tenerlo en su ventana principal, el algoritmo lo verá como algo negativo.

Una vez los usuarios han interactuado con el contenido, esta herramienta algorítmica se basa en diferentes pistas en forma de control computarizado, determinando su calidad y determinando si el contenido es spam o no lo es.

Parte de la autenticidad de estos filtros que se utilizan se debe a que son personas las que filtran el contenido introducido por sus usuarios y también a que se realizan estudios sobre los motivos que hacen que una publicación se destaque o deje de interesar a los demás.

Esta es la fase donde los editores determinan si cada contenido es correcto para seguir siendo publicado en el feed principal. Si la publicación sigue siendo interesante para el resto de usuarios, se seguirá mostrando sin problema.

Feed principal en linkedin

Cambios en el algoritmo

Para estar siempre actualizado y disponer de los mejores filtros, la red social para profesionales ha efectuado diversos cambios en su forma de actuar. En poco tiempo, ha actualizado su algoritmo para poder generar más interacciones entre las publicaciones de los usuarios. El motivo de esta remodelación ha venido dado porque muchos usuarios no querían publicar contenido de forma periódica, debido a que el filtro algorítmico favorecía el contenido de las publicaciones con usuarios con más seguidores.

El actual algoritmo hace que las publicaciones de los usuarios normales tengan más alcance. Con este cambio, se conseguirá hacer que las publicaciones de usuarios "pequeños" sean los que tengan mayor repercusión.

Esta empresa estudió los porcentajes de datos de las interacciones de la red social, en comentarios y contenidos compartidos, aumentando un 50 % cada año. Pero este año, el estudio dio un resultado de que estas subidas eran creadas por un 1 % de usuarios. El resto apenas recibían un nuevo feedback.

Esto concluye en una espiral donde los usuarios, bajando su motivación al ver que tienen poco feedback, deciden no compartir ni crear contenido en la red social. Según la empresa, los usuarios que tienen más de diez 'me gusta' en un contenido tienen más probabilidades de meter más publicaciones nuevas en las próximas semanas en comparación con aquellos que no contienen ningún feedback.

LinkedIn cree que ese cambio, basado en eliminar la interacción entre los usuarios más activos y distribuirla entre los que menos feedback reciben, será positivo. ¿El motivo? Los usuarios grandes seguirán teniendo un gran alcance debido a las interacciones que reciben. Por esa razón, algunos usuarios notarán a partir de ahora subidas en los feedbacks de sus publicaciones personales, precisamente debidos a estos empujones realizados por la nueva versión del algoritmo.

¿Te atreves a subir profesionalmente con LinkedIn? Tienes mucho que ganar. 

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
Suscribirse

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a Seigoo!

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

Síguenos