¿Cuáles son las diferentes partes de una url?

Saber leer la estructura de una url es una forma de conocer la web a la que se está accediendo. Puede darnos muchas pistas acerca del tipo de organización que hay detrás y a qué se dedica. Es como la dirección de una casa, identifica el lugar al que pertenece un sitio web. Te explicamos, a continuación, las distintas partes que la componen.

url dominio

Conoce las partes principales de una url

Técnicamente hay cinco elementos en su estructura. Son los siguientes:

Esquema

Indica a los servidores web cuál es el protocolo de acceso que debe utilizarse para poder entrar. Actualmente el esquema más habitual es el HyperTest Transfer Protocol Secure o HTTPS, como se le conoce comúnmente. Este esquema ordena al navegador con el que se accede que encripte toda información que se introduzca en dicha página. Es útil en momentos en los que hay que hay contraseñas e información de tarjetas de crédito de por medio.

Esta es una forma de proteger los sitios web frente a ciberataques y ciberdelincuentes que tratan de conseguir este tipo de información tan valiosa. Gracias a este esquema podemos comprar de forma segura en millones de páginas.

Otro esquema que podemos ver con frecuencia es el protocolo para la transferencia de documentos o archivos entre clientes y servidores, llamado ftp://. También es muy común encontrarse con el protocolo mailto://, que emplean los proveedores de correo electrónico.

Subdominio

Si decíamos que una url es como la dirección de una casa, el o los subdominios serían las estancias. Indican al navegador la página concreta de un sitio web que debe mostrar, es decir, la sección concreta: productos destacados, contacto o blog, por poner algún ejemplo. Los subdominios también incluyen el nombre de la web. Es una forma de mostrar a Google y a los usuarios que visitan el sitio las principales categorías de contenido, además de la página de inicio o portada.

crear url

Dominios de primer nivel

Son los llamados TLD (Top Level Domains), y se clasifican en dos categorías:

1. Los dominios genéricos (gTLD-generic Top Level Domains):

Son los más conocidos. Su uso depende de la finalidad del sitio web y están compuestos de tres letras:

  • Para negocios con fines lucrativos (.com).
  • Para organizaciones educativas (.edu).
  • Para organizaciones relacionadas con Internet (.net).
  • Para lugares que proporcionan información (.info).
  • Para organizaciones sin ánimo de lucro (.org).
  • Para instituciones gubernamentales (.gob).

2. Los dominios ccTLD (country code Top Level Domains):

Se utilizan en sitios web que pertenecen a un país en particular. Cada estado tiene el suyo propio, formado por un identificador de dos letras como, por ejemplo, «.mx» para México, «.es» para España o «.ca» para Canadá.

Subdirección

Es la parte final de la url e indica en qué parte de un sitio web te encuentras. Si la subdirección sigue una estructura lógica, debería incluir las páginas por las que se ha ido pasando hasta llegar al lugar en el que nos encontramos.

Por ejemplo, en la tienda online de artículos para mascotas Todo Animales hemos entrado en la sección de juguetes. Después, hemos pinchado en una pelota con forma de balón de fútbol. La url de la página de la pelota podría ser algo así: "https://www.todoanimales.es/juguetes/pelota-futbol". La subdirección es todo lo que aparece tras el «.es».

interpretar las url

Conclusión: la importancia de componer bien una url

Conocer la estructura de una url es importante a la hora de pensar su arquitectura. Una correcta construcción ayudará mucho a mejorar el posicionamiento de un sitio web, porque el algoritmo de Google premia la claridad en la estructura de las url.

Si te ha resultado interesante esta información, puedes compartir tus dudas o experiencias en los comentarios.

Sin comentarios

Añadir un comentario