Cómo resolver conflictos con clientes en el sector del marketing digital

¿Qué empresa se ha librado de resolver conflictos con clientes? ¿Quién no ha tenido que lidiar con los problemas habituales que el Marketing Digital suele acarrear? Prácticamente todas las empresas de este sector han tenido que hacerlo alguna vez. Y es que el hecho de no conocer al cien por cien el funcionamiento de los servicios relacionados con este ámbito muchas veces supone problemas, pues genera desconfianza a los usuarios, sobre todo cuando están desinformados. En ese sentido, es de suma importancia explicarle desde un principio al cliente todo lo que debe saber acerca del servicio que va a contratar.

Pero ¿cuáles son los principales problemas que suele haber?

Entre los principales conflictos con clientes dentro del mundo del Marketing Digital destacan:

1. No se logran los resultados esperados.

2. No hay entendimiento entre el cliente y la empresa o el comercial que ofrece el servicio.

3. En lugar de mejorar o de alcanzar resultados se pierden.

4. Se ofrecen precios demasiado elevados.

5. Una vez ofrecido un presupuesto, al no lograr objetivos, se pide aumentar la inversión, con la consiguiente molestia por parte del cliente.

resolver conflictos con clientes

¿Qué consecuencias trae este tipo de problemas?

Algunas de las principales consecuencias son:

- Se pierden clientes y con ellos, hay pérdida económica.

- Se podría tener una crisis de reputación online.

- Se duda de uno mismo y de la capacidad que se tiene como vendedor.

- Se baja el nivel de autoestima y se pierde la motivación.

Dado que todo ello es negativo y repercute en los beneficios de las empresas, lo mejor es que se proceda a resolver conflictos con clientes de tal manera que tanto estos como los comerciales y el resto del equipo de la empresa estén satisfechos.

¿Cómo resolver conflictos con clientes?

Para evitar males mayores, lo mejor será seguir estos consejos:

1. Identificar el problema. Si no se sabe cuál ha sido el motivo de la disputa ¿cómo se puede resolver? Prestar atención y escuchar las molestias del cliente son acciones fundamentales.

2. Explicarle las causas del conflicto al cliente, así como el funcionamiento de los servicios. Darle toda la información posible es vital para volver a ganarse su confianza. Aquí se puede incluir la redacción de informes personalizados que demuestren al cliente que se ha estado trabajando.

3. Tratar de llegar a un acuerdo. El siguiente paso consiste en intentar cerrar un nuevo trato de la forma más sosegada posible. Si ha sido un error de la empresa, hay muchas formas de solventarlo. Si ha sido desconocimiento por parte del cliente o incluso desesperación, hay que hacerle entender cómo funciona el servicio.

4. Adaptarse a las nuevas necesidades. Además de los pasos anteriores, siempre que hay un problema hay una demanda o una necesidad por parte del cliente. Por tanto, sería buena opción adaptarse a estas nuevas necesidades para reconducirlo y no perderlo.

En definitiva, la gestión de conflictos no es nada sencilla, pero hacerlo puede evitar serias consecuencias como perder clientes o reputación.

¿Se conocen otras soluciones para resolver conflictos con clientes?

Añadir un comentario