caida seo web

¿Qué hacer si cae el posicionamiento SEO de una web?

El posicionamiento SEO es vital en la actualidad. No aparecer en internet es sinónimo de no existir en la vida real. Tal vez esta afirmación sea drástica a la hora de hablar de personas, pero, cuando una empresa depende de una página para visualizarse, se convierte en algo mucho más real.

La enorme importancia del posicionamiento web

Desde un primer momento, hemos de estar pendientes del posicionamiento web de nuestra empresa. Se dedican horas de esfuerzo hasta encontrar un lugar correcto en el resultado de búsquedas del buscador de Google, aunque se trata de algo que cambia continuamente.

Google efectúa modificaciones a diario en su algoritmo. Esto supone que podemos frustrarnos al comprobar que, tras haber logrado lo que nos proponíamos, nuestra web ha caído y no se sitúa donde nos gustaría.

Para empezar, hay que entender que es normal perder tráfico orgánico o posiciones. Entra dentro de lo previsible. Por ello se debe estar siempre alerta y poseer las herramientas correctas.

A continuación, damos algunos consejos para recuperar un lugar óptimo en el buscador.

Como recuperar una caida de seo en la web

Consejos para recuperar el posicionamiento SEO

Lo primero es lo básico. Hemos de revisar que todas las páginas estén activas y con un código de estado 200. Para ello, se emplea Google Search Console.

Esta herramienta es muy útil para detectar varios tipos de errores y a su vez se comprueba que no haya ningún bot restringido. Por este motivo, se aconseja dedicar un tiempo a aprender cómo manejar Google Search Console de manera correcta.

Luego se tienen que revisar los títulos, las etiquetas H y las metadescripciones. Estas son algunas de las claves mediante las que trabaja Google y hay que elegirlas correctamente.

Una cosa a tener en cuenta es que Google varía su algoritmo múltiples veces al día. Esto es algo secreto y no se sabe qué decisiones van a tomar. Lo que sí podemos es buscar la información sobre los cambios que realiza la compañía y formarnos para adecuar la web a las grandes modificaciones.

Por ejemplo, Google anunció a finales de año que comenzaría a emplear una inteligencia artificial llamada BERT. Se trata de una herramienta de filología aplicada que usa una compleja técnica lingüística para llegar a algo bastante básico para las personas: entender los textos como lo haría un humano. Es decir, no solo se limitará a analizar los elementos clave sino que, además, tendrá en cuenta los componentes que los rodean.

Esto supone una manera más natural de entender el lenguaje humano que podría hacer más intuitivo el proceso de posicionamiento web. Sin embargo, se va implantando de manera progresiva en los diversos lenguajes.

Volviendo al contenido de la web, hay que entender que no solo se trata de posicionarse mediante el aspecto técnico. Es básico ser útil al público, dar respuestas. Y no solo proporcionarlas de manera concreta, sino mejor que la competencia. Para lograr este objetivo, hemos de fijarnos en los contenidos similares que existen en la web.

Otro tipo de herramientas que se pueden utilizar para evitar que la página siga cayendo o que no se recupere son Google Analytics y Core Web Vitals. La primera ofrece mucha información sobre el comportamiento del usuario. En este sentido, nos permite conocer cuándo y durante qué tiempo se perdieron visitas.

La segunda ayuda a comprender el acceso a la web desde el móvil, ya que nos indica el tiempo de carga que suele emplearse para acceder al contenido. La paciencia de los usuarios es bastante limitada.

En resumen, se trata de dedicar tiempo a estudiar los componentes técnicos del posicionamiento web, aplicar las herramientas necesarias y tener en cuenta que Google es una empresa que se reinventa a diario.


¿Cómo mejoras tu posicionamiento SEO? Coméntanoslo.


Sin comentarios

Añadir un comentario