que-es-el-benchmarking

Que es el benchmarking y su aplicación en SEO

Una buena estrategia de marketing es crucial para conseguir que cualquier empresa sea exitosa. Son numerosas las tácticas que pueden emplearse para mejorar la visibilidad de un negocio y aumentar así los clientes y el número de ventas. Una de las técnicas de mercadotecnia que está en auge es el benchmarking.

El benchmarking es un proceso que consiste en recoger y analizar datos de algunas organizaciones, de modo que estos puedan compararse con los propios y así, tomar como referencia las tácticas ajenas para poder mejorarlas y aplicarlas a nuestra estrategia.

que-es-benchmarking

Lejos de lo que puede parecer a primera vista, esta técnica no implica ni espiar ni copiar a otras compañías. No se trata de plagiar, sino que su finalidad es justo la contraria: conocer la competencia para analizarla y lograr diferenciarse de ella. Tratar de imitar o actuar del mismo modo que otras empresas solo conseguiría asumir una pérdida de la identidad propia, por lo que se desaconseja totalmente como práctica.

Dependiendo del objeto de estudio que se emplee como referencia para la comparación, se pueden diferenciar tres tipos: interno, competitivo y funcional.

El interno se da cuando se comparan dos departamentos de una misma empresa. Este tipo solo es posible dentro de grandes corporaciones que tienen muchos distritos.

benchmarking-interno

El competitivo ocurre cuando se hace un seguimiento de otra empresa de la competencia y utilizamos estos datos para compararlos con los propios. Se suelen utilizar como referencia aquellas que son líderes del mercado, pues son estas las cuales se trata de alcanzar y superar.

benchmarking-competitivo

El tipo funcional se da cuando la comparación se hace con empresas de otra industria ajena a la nuestra. Este tipo es más sencillo de conseguir que el competitivo, pues las compañías no son tan recelosas de sus datos, ya que no los pide la competencia de la misma.

benchmarking-funcional

En ocasiones, un grupo de empresas decide poner en común sus conocimientos sobre una actividad en concreto, con el fin de mejorar conjuntamente. En este caso se dice que se trata de una colaboración. También puede darse la posibilidad de que una compañía coopere con otra cediéndole información sin pedir nada a cambio.

Al utilizar esta herramienta de gestión, las empresas buscan mejorar su nivel de productividad y valor. Si otra empresa es capaz de ser más eficiente o de crear más valor (tanto en calidad como en precio) con un producto similar, hacer un seguimiento de la misma puede ser muy útil para mejorar el modus operandi.

Los datos que se analizan son los productos, servicios, procesos y, sobretodo, las cifras de la empresa en Internet: redes sociales, páginas web y posicionamiento mediante SEO.

Para analizar las redes sociales de la competencia se tienen en cuenta el número de seguidores y suscriptores de las mismas, la cantidad de ‘me gusta’, los comentarios y todo el tipo de interacción que reciben.

En las páginas web se toman datos de la cantidad total y diaria de visitas que recibe la web, el tiempo que permanecen los usuarios navegando en la página o la tasa de rebote.

El otro dato de relevancia que encontramos en Internet es la posición en los buscadores. Aparecer entre los primeros puestos es esencial para asegurar el flujo de clientes y aumentar así el número de ventas. Esta técnica ayuda a conocer por qué el posicionamiento SEO de la competencia es mejor, permitiendo aprender de ello para hacer las mejoras necesarias.

Aplicación del benchmarking al posicionamiento SEO

La visibilidad en la web es imprescindible para garantizar que nuestros productos o servicios no pasen desapercibidos para aquellos que pueden ser clientes potenciales.

aplicacion-benchmarking

El posicionamiento SEO (Search Engine Organic) es una herramienta que ayuda a conseguir que una página web aparezca entre los primeros resultados de búsqueda. Mediante la inserción de keywords o palabras clave en los textos de las webs se consigue que la web empresarial aparezca en los resultados de búsquedas relacionadas.

También influye el dominio de la página y la cantidad y calidad de los hipervínculos que conducen hasta esa web. Todos estos factores se combinan en un algoritmo que decide el posicionamiento en los resultados producidos en los motores de búsqueda.

Conocer la autoridad de dominio, los links vinculantes a la web o las keyword posicionadas de la competencia puede ser de gran ayuda para reconocer los errores que se han cometido y que impiden a la web de nuestra empresa ocupar las primeras posiciones.

Tomar y analizar los datos externos es especialmente útil para reflexionar sobre los procesos utilizados y su efectividad, permitiendo trazar nuevos diseños mucho más efectivos que nos acerquen a nuestros intereses.

Aplicar la técnica del benchmarking para incrementar la efectividad de las tácticas empresariales mediante posicionamiento SEO es una estrategia muy inteligente, ya que no solo permite mejorar la posición de la empresa, sino que además consigue aventajarla por encima de sus competidores en el.

Añadir un comentario