¿Que errores no debes cometer en Twtitter?

Twitter es una red social que se encuentra en constante evolución. El cambio más reciente ha sido pasar de los clásicos 140 caracteres, a los actuales 280. Esto permite a los usuarios intercambiar una mayor cantidad de información, pero también hace que tengan el doble de caracteres para meter la pata y cometer errores. 

Es bastante habitual encontrar a cantantes, actores o incluso políticos que meten la pata en las redes sociales y consiguen que todo el mundo se fije en ellos. En este caso, queremos hablar de los errores en Twitter que no debemos cometer.

1. No rellenar los datos de perfil

El perfil es nuestra carta de presentación de cara a los demás usuarios de esta red social, por lo que debe estar completo. Y cuando decimos completo, nos referimos a completo y atractivo. Necesitamos escoger una buena fotografía de perfil, una buena imagen de cabecera, rellenar de forma adecuada la biografía e incluso añadir un enlace a nuestra página web. Debemos ser reconocibles y, a la vez, provocar cierta simpatía en otros usuarios.

Si queremos tener repercusión debemos darnos a conocer. Es necesario que compartamos algunos de nuestros datos y que nos mostremos cercanos a otros usuarios.

2. Utilizar un nombre de usuario complejo

Los nombres de usuario deben ser fáciles de recordar y de escribir, de esta forma nos aseguraremos las menciones. Si añadimos números aleatorios, puntos, guiones o letras repetidas un número determinado de veces, será más difícil que nos recuerden que si utilizamos nuestro nombre o el nombre de nuestra empresa, aunque lo acompañemos de un guión, o algún número que tenga sentido.

En muchas ocasiones, cuanto más sencillo sea algo, mejor. Y esta es una de ellas.

twitter

3. Seguir a otros usuarios sin ningún tipo de criterio

Siguiendo a personas a diestro y siniestro sin saber si su perfil se asemeja al de nuestro cliente ideal no se consigue nada. Existen muchos usuarios que hacen follow a cuentas al azar, y cuando reciben follow back, dejan de seguirlas. Esto nos puede servir para aumentar el número de nuestros seguidores, pero ¿de qué sirve que ese número aumente cuando las personas que nos siguen no están en absoluto interesadas por lo que hacemos?

Seguir a muchos usuarios de golpe

Esto, sobre todo al principio de abrir un perfil en esta red social, da muy mala sensación a otros usuarios. Que una cuenta con 5 o 6 tuits tenga miles de seguidores es algo que causa desconfianza. Es más efectivo aumentar los seguidores poco a poco.

No seguir a nadie

Por otro lado, no seguir a nadie también hace que no tengamos buena imagen, pero no por desconfianza, sino por parecer altivos y desagradables. Además, la verdadera experiencia de esta red social está en interactuar y en entablar conversaciones con otros usuarios, lo que no es posible si no seguimos a nadie.

4. No responder a otros usuarios

Hilando con el punto anterior, los usuarios que no responden a las menciones o las dudas de otros, al final perderán seguidores. Las redes sociales buscan conversaciones, comentarios, menciones y mensajes, si no estamos dispuestos a hacer nuestra parte del trabajo, el resto de usuarios dejará de prestarnos atención.

5. No aportar contenidos propios

Las redes sociales nos ofrecen la posibilidad de darnos a conocer y obtener mayor visibilidad. Esto es algo que no se puede conseguir si únicamente tuiteamos o compartimos contenidos de terceros. Debemos crear contenidos originales, útiles y de valor, que otros usuarios los lean y que, además de sentir la necesidad de compartirlos, los relacionen con nosotros.

¿Y si aportamos únicamente contenidos personales?

Está bien dar ese toque de personalización a los tuits, pero si se trata del perfil de Twitter de una empresa o de un negocio no podemos enfocarnos únicamente en eso. Debemos intentar que haya un equilibrio entre los contenidos personales, los contenidos profesionales escritos o tuiteados por nosotros, y los contenidos de terceros que compartimos en esta red social. Si encontramos una buena proporción de estos tres tipos de tuits, tendremos mucho ganado.

twitter

6. No ser constantes en las publicaciones

Al igual que en cualquier estrategia de marketing de contenidos, los calendarios editoriales tienen mucha importancia. Esta red social es muy dinámica y quizás no necesite un calendario muy estricto, pero tampoco podemos dejarlo al azar. Escribir un día veinte tuits y al siguiente ninguno es algo que puede hacer, o bien que nuestros seguidores se cansen de leernos, o bien que dejemos de estar presentes en su mente.

Cuatro o cinco tuits al día es el número perfecto y que respeta ese equilibrio del que hablábamos anteriormente.

Para concluir sobre redes sociales

Twitter es una gran herramienta para conseguir llegar a multitud de usuarios, pero eso sí, debemos usarla bien. Nosotros te hemos ofrecido una selección de los errores más cometidos en esta red social, pero cuéntanos... ¿qué otros errores conoces?

Sin comentarios

Añadir un comentario