Te contamos qué es la Matriz BCG

¿Qué es la Matriz BCG y cómo podemos utilizarla?

La Matriz BCG, conocida también por la nomenclatura de matriz de crecimiento y participación, es un tipo de metodología que se utiliza en el análisis de la economía de una empresa. Fue desarrollada por el Boston Consulting Group en el año 1973 -a manos de Bruce Henderson- y sigue utilizándose en la actualidad por su facilidad y por ser muy gráfica. Este mismo grupo, años más tarde, desarrollaría la Matriz de Mckinsey, un modelo parecido, pero de mayor complejidad, ya que es de 3x3 y analiza variables. Por ello, es recomendable usar la Matriz de McKinsey para carteras más diversificadas o completas.

¿Qué relación pueden tener una estrella, una vaca, un perro y un interrogante? Aunque parezca mentira, este es el principio básico que presenta esta matriz de estrategias. La Matriz BCG crea estas figuras y las localiza cada una de ellas en un cuadrante. ¿Para qué sirve?

¿Para qué sirve la Matriz BCG?

A través de este modelo Boston Consulting Group es posible analizar el crecimiento y la cuota de los productos de una empresa, además de la participación en el mercado. El crecimiento del mercado es el contenido o servicio que trabaja una empresa. Por otra parte, la participación en el mercado es una valoración general del entorno competitivo, analizando la función de la compañía.

En definitiva, el objetivo de este método de análisis es mejorar la toma de decisiones en cada producto. Por ello, es capaz de indicar en qué áreas de una compañía debemos de dejar de invertir, invertir más o dejarlo estar. Esta matriz de estrategias tiene un estrecho vínculo con el marketing y hace un análisis interno como lo podría hacer otra matriz como el Análisis DAFO. Sin embargo, al plantear un análisis del entorno competitivo, tiene un factor externo a tener en cuenta.

Analisis DAFO de matriz

¿Cómo se hace una matriz de estrategias o negocios?

Para realizar el modelo Boston Consulting Group, debemos de imaginar las cuatro figuras mencionadas anteriormente: estrella, interrogante, vaca y perro. Posteriormente, hay que dibujarlas (en un cuadrado 2x2), de izquierda a derecha en cuatro cuadrantes: estrella (izquierda-arriba), interrogación (derecha-arriba), vaca (izquierda-debajo) y perro (derecha-debajo). En definitiva, sobre el eje horizontal quedarán la estrella y el interrogante mientras que debajo del mismo la vaca y el perro.

Explicación de los términos y conversión de los mismos:

Estrella: Las estrellas son productos o empresas cuyo sector está en un mercado con un crecimiento alto y por lo tanto que genera muchos ingresos. Una empresa debe de invertir la mayoría de su capital en esta figura ya que es creciente, está en constante explotación y hay que aprovechar el momento de la industria. Un claro ejemplo de estrellas podrían ser los productos tecnológicos, en auge en los últimos años. Sin embargo, si es algo tecnológico siempre corremos el riesgo de que la estrella se convierta en un perro, ya que el mercado cambia y evoluciona en poco tiempo.

- Puede convertirse en perro:

Interrogante. Podría considerarse una fase previa a una estrella. Son productos en un mercado reducido, pero que requiere una inversión muy alta de capital. Esto implica que puede convertirse en estrella y ganar dinero, pero también que existan pérdidas. No siempre tienen éxito por lo que el empresario debe de considerar si merece la pena invertir.

- Puede convertirse en estrella con inversiones:

Vacas: son los modelos rentables. A diferencia de las estrellas, no producen tantos ingresos, pero a su vez son más constantes y no están sometidas a sectores de presión. De ahí viene la analogía de la vaca, ya que es un bien que se ordeña todos los días y, aunque no va a producir mucho dinero en un solo día, se mantendrá estable durante mucho tiempo. Es muy recomendable tener una vaca en la empresa, ya que implica que se puede contar con unos ingresos.

- Fuente de suministros para la creación de estrellas.

Perro: no suele merecer la pena invertir en ellos. Están en mercados de crecimiento lento y si generan rendimientos o pérdidas tienden a ser bajos. Quizá sean rentables a largo plazo, pero no pueden producir suficiente dinero para mantener la empresa hasta que llegue ese momento. Al igual que con el interrogante, debemos llevar a cabo un análisis más profundo para ver sí merece la pena invertir.

modelo de matriz bcg

Ventajas y desventajas de la matriz BCG

Una vez entendida la matriz, hay que conocer sus ventajas y desventajas.

Ventajas: da una visión global de la empresa y sus servicios. Ayuda a localizar los nichos de inversión y aquellos a evitar.

Desventajas: el mercado es cambiante y alguna figura puede dar un giro y convertirse en otra de manera inesperada. Hay mercados regulados con normativas que inmovilizan la matriz BCG.

En definitiva, siempre es recomendable realizar esta matriz BCG ya que es información directa que ayuda a distinguir y calificar cada uno de los campos de trabajo de una empresa.

Y tú, ¿qué opinas? ¿cuál ha sido tu experiencia? Déjanos tu opinión en comentarios.

Sin comentarios

Añadir un comentario