Marketing olfativo

Marketing olfativo, una poderosa herramienta de posicionamiento

Cada vez más y más empresas tienen en cuenta el potencial del marketing olfativo. Este tipo de marketing consiste en hacer que el cliente asocie un aroma con los valores que desea transmitir la marca o empresa. Muchas veces, al entrar a grandes superficies, se detecta su olor característico. Bien, pues justo este, es el objetivo de esta técnica.

Como todo, este procedimiento tiene sus pros y sus contras, aunque destacan ampliamente los beneficios.

Ventajas del marketing olfativo

Una persona recuerda el 1% de lo que toca, el 5% de lo que ve y el 15% de lo que degusta.

Sin embargo, un considerable 35% de los recuerdos proviene del olfato. Por lo que es un factor a tener muy en cuenta.

Marketing olfativo, Seigoo

Identifica a la marca

En efecto, de igual manera que cualquier empresa tiene su propio logotipo, también está creciendo la creación de odotipos. Estos son los aromas que definen a una marca y crean una relación más estrecha con el cliente. En la misma línea, los odotipos de los que se hablaba pueden diferenciar una marca de otra, aportando un valor añadido y beneficioso.

Fidelización

Como se ha dicho antes, los aromas crean un vínculo con el cliente, una relación psicológica.

Si el cliente es atraído por el olor de una tienda, su cerebro querrá, con el tiempo, volver a experimentar las sensaciones que ha percibido en el establecimiento. El resultado habla por sí solo ya que está demostrado que el olor fideliza un 30% más.

Por otra parte, se ha demostrado que los clientes que se sienten cómodos en un local permanecen durante más tiempo. Si el aroma es agradable y gusta al cliente, las posibilidades de que se quede aumentan en un elevado porcentaje.

Un nuevo modo de estímulo

Como se sabe, los estímulos visuales se encuentran por doquier.

El metro, el autobús, las vallas publicitarias, los carteles de neón... una infinidad de imágenes que acaban por saturar la vista. Por el contrario, con el olor no ocurre lo mismo. Es más, el cliente puede llegar incluso a recibir el estímulo olfativo como una puerta de salida a la publicidad visual excesiva.

Un descanso, en definitiva, para relajar la vista y disfrutar de apacibles aromas.

En relación a los empleados

Se ha demostrado que la aromatización del ambiente reduce los errores leves de los empleados en un 20%.

Además, la productividad de estos, en general, suele aumentar entre un 12 y un 15%. La ecuación es bien simple, si un trabajador está cómodo en su puesto de trabajo, no se distraerá con cualquier cosa y se centrará en su ocupación. Por tanto, trabajará más y mejor.

Odotipo para el posicionamiento, Seigoo

Desventajas del marketing olfativo

Personalizar un odotipo

Resulta muy complicado encontrar un aroma que defina precisamente una marca determinada. La intensidad adecuada, los toques finales... Sin embargo, es verdad que, una vez conseguido, los resultados son fascinantes.

Cada persona es un mundo

Debería encontrarse un odotipo que combine perfectamente los ingredientes adecuados para no molestar a ningún cliente.

Esto es realmente complicado, ya que cada persona tiene un gusto concreto en cuanto a los olores. Pero no es imposible. Por eso es recomendable acudir a profesionales en materia de asesoramiento y/o instalación.

En conclusión

El olfato es 10.000 veces más potente que el resto de los sentidos. Las empresas se han dado cuenta del potencial que puede tener el atraer clientes mediante la nariz y todo indica que es un factor a tener muy en cuenta en cuanto al marketing.

¿Conocías el marketing olfativo? ¿Qué marcas te vienen a la cabeza?

¡Te leemos en comentarios!

Sin comentarios

Añadir un comentario