Diferencias entre indexabilidad y rastreabilidad

¿Sabes cuál es la diferencia entre rastreabilidad e indexabilidad?

Diferencias entre rastreabilidad e indexabilidad

La rastreabilidad y la indexabilidad no son los primeros términos que aparecen en la mente en quien se inicia en el posicionamiento SEO. Incluso, es posible que no salga del circuito cerrado formado por las palabras clave, backlinks y publicidad en redes sociales. Sin embargo, en SEO simplificar en exceso resulta contraproducente también para las variables que sí son consideradas.

En este contexto, conviene repasar estos conceptos para diseñar un plan estratégico de marketing digital profesional. Y con mayor motivo, si tal plan apunta hacia objetivos ambiciosos.

Qué significa la rastreabilidad para el posicionamiento SEO

Un error común entre quienes se inician en el marketing de contenidos es ignorar el funcionamiento interno de los buscadores. En el caso de Google, se da una convergencia entre dos actividades que son básicas, y sin las cuales las consultas no obtendrían resultados.

Por un lado, se encuentra una tecnología capaz de rastrear Internet y por otro, la tecnología que etiqueta y evalúa los contenidos que en cada URL halla. Solo así es posible conocer, clasificar y ordenar los contenidos que en cantidades inimaginables se publican diariamente en la red.

La automatización de estos arduos y complejos procesos requiere de grandes estructuras de hardware y software. En el corazón de las segundas están los cambiantes y temidos algoritmos que orientan las acciones de los webmasters.

Pues bien, en este contexto la rastreabilidad de un sitio web mide la facilidad para llegar fácilmente a todas sus páginas. Hace posible que los motores de búsqueda puedan seguir una navegación sencilla y sistemática que dé cuenta del contenido de un sitio web.

 

Rastrear para el poscionamiento SEO, Seigoo

 

Y la indexabilidad, ¿qué papel juega para el posicionamiento SEO?

La indexabilidad es la prolongación lógica del concepto antes comentado. De poco sirve a un buscador llegar al contenido de un sitio web si es incapaz de clasificarlo mínimamente. En esta fase del proceso, de ordenar la red, se deben establecer las relaciones que permitan responder a las consultas de los usuarios. Dicho de otro modo, se mide el trabajo de etiquetado de los websmasters.

Con Google es posible recorrer el contenido de un sitio web con un comando en el formulario de consulta. No hay más que escribir “site:” antes de la URL de la web que se pretende investigar. En los resultados obtenidos de esta consulta van a salir las páginas registradas y ordenadas por las tecnologías del buscador.

Para obtener un mayor detalle, también existe la opción de recurrir a la herramienta para webmasters del buscador, conocida como Google Search Console. Aquí, de un modo mucho más preciso y profesional se revisa la configuración del archivo robots.txt.

Gracias a este pequeño archivo el responsable de un sitio web indica a los motores de búsqueda qué páginas deberían ser rastreadas. A efectos de posicionarse bien, lo más grave son las incoherencias y la falta de información. Sobre todo, cuando hay archivos almacenados en el servidor que no están pensados para ser publicados y esto no se refleja en robots.txt.

Como idea general, se puede decir que los sitios web con una estructura definida, robusta y bien configurada tienen un buen grado de indexabilidad. Para profundizar más hay que enumerar algunos factores que, de una forma u otra, influyen en esta cualidad destacada. Principalmente se deben aplicar las medidas bien valoradas por los algoritmos de los buscadores.

 

Indexa tu web para el posicionamiento SEO, Seigoo

 

Cómo favorecer la rastreabilidad e indexabilidad de un sitio web

Con vistas al posicionamiento de una página web existen una serie de factores favorecedores de la indexabilidad. Los errores graves en ellos trascienden los méritos que puedan tener los contenidos albergados. Por ello, constituyen asuntos capitales en el diseño de un proyecto web:

1. Sitemaps y la estructura del sitio. La organización interna del servidor debe obedecer a criterios profesionales. Las carpetas internas deben tener una lógica bien establecida en el momento de la creación del sitio. En especial, cuando el proyecto web asume algunas funcionalidades propias de un sitio con gran tráfico. Por señalar un ejemplo: la estructura de contenidos publicados en diferentes idiomas.

2. Optimización de URLS. Está muy relacionado con el punto anterior. Solo falta añadir que sus longitudes deberán ser adecuadas y descriptivas del contenido, así como lo más simples posibles.

3. Configuración de ROBOTS. TXT y redireccionamientos. Se trata de dotar al servidor de las instrucciones precisas para que todo enlace tenga una respuesta interior o exterior. También la edición fuera de los modelos de las plantillas de las páginas de error influyen en la apreciación de los buscadores.

4. Hardware y programación del servidor libres de errores.

5. Etiquetado completo y correcto de los contenidos.

En definitiva, la rastreabilidad y la indexabilidad de un sitio web desempeñan un papel que resulta crucial para el marketing digital. Posibilitan que los buscadores puedan hacer correspondencias correctas con las búsquedas de los usuarios. Por eso, las buenas prácticas en esta materia consisten en colaboraciones interesadas, que se implementarán con los medios más poderosos para ganar visibilidad en Internet.

¿Existe un modo más efectivo de afianzar el posicionamiento de un sitio web?

¡Cuéntanos! que opinas y si sabias de esta diferencia. 

Sin comentarios

Añadir un comentario