densidad de palabras clave

¿Cuál es la densidad de palabras clave ideal?

La densidad de palabras clave es uno de los factores SEO que ha de tenerse en cuenta. Y es que, para conseguir un buen posicionamiento, el gigante de los buscadores, Google, tiene en cuenta, principalmente, dos aspectos: por un lado, la optimización on page, esto es, un trabajo que se realiza dentro de la página; y, por otro lado, la optimización off page, esto es, la labor de marketing online que se realiza fuera de ella. 

La densidad entraría dentro de la optimización on page, pues se trata de un factor que tiene que ver con el contenido. Concretamente, corresponde al porcentaje de veces que se repite una determinada palabra respecto al total del texto. Es importante, ya que se trata de uno de los métodos que existen para que los motores puedan reconocer el tema principal de una página en concreto. 

Hace unos años, Google daba bastante importancia a la densidad de keywords. Por tanto, para el buscador, era imprescindible que un contenido tuviese una densidad adecuada para darle un buen posicionamiento. Sin embargo, con el paso de los años y los avances que se han ido produciendo en el sector del marketing digital, el buscador ha ido realizando cambios en sus algoritmos y la densidad, si bien no está en el olvido y sigue siendo importante, sí que ha perdido parte de la notoriedad que antes tenía.

densidad de la palabra clave

Densidad de palabras clave idónea

Antes se hablaba de que la densidad óptima estaría en torno al 3 % y, aunque actualmente no existe un porcentaje ideal de palabras clave, medirla ayuda tanto a comprobar la relevancia que se está dando a una determinada palabra o un grupo de palabras como a verificar que no se está cometiendo un grave descuido que puede afectar de forma negativa al SEO.

Hoy por hoy, lo que prima es la naturalidad. Por tanto, un contenido será óptimo cuando resulte natural en términos de legibilidad a la audiencia, es decir, cuando esta no perciba que se está preparando ese contenido para conseguir un buen posicionamiento SEO. Un descuido sería el que se cometería al intentar rellenar el texto con una densidad desafortunadamente alta de palabras clave para posicionarse, pues ahí se estaría cayendo en lo que se denomina keyword stuffing, una técnica de black hat SEO penalizable por Google. 

Por ello, es preciso controlar la densidad y, para hacerlo, existen herramientas con las que esta puede medirse. Entre esas herramientas, destacan AddME, Article Underground o SEOmastering, que son gratuitas; y Ranks.nl, que tiene una versión gratuita para un único dominio y varias versiones de pago para un número de dominios ilimitado.

En definitiva, para conseguir posiciones en Google, es necesario cumplir una serie de requisitos, entre los que se encuentra la creación de contenido de calidad. Se entiende que un contenido es de calidad cuando resulta natural, es atractivo para el público, cuenta con una densidad de palabras clave adecuada y no cae en el error conocido como keyword stuffing.

Y tú, ¿qué opinas sobre esto?

Añadir un comentario