comunidades contenido que son

¿Qué son las comunidades de contenido y para que sirven?

El lejano nacimiento de la World Wide Web en 1989 tuvo su primera aplicación en las comunidades de contenido de base tecnológico y científico. El vertiginoso crecimiento de Internet ha modificado profundamente este concepto.

Ahora se constituyen en unidades funcionales de naturaleza social cuyo impulso lo proporcionan los propios usuarios. Están orientadas, como su nombre indica, a la generación, clasificación, selección y difusión de contenidos.

content creator

¿Qué son las comunidades de contenido?

Las comunidades de contenido son espacios públicos para la producción, distribución y consumo de contenidos informativos específicos. En algunos casos el acceso puede ser restringido pero siempre es como una muestra de compromiso redoblado por la calidad.

Funcionan como nodos de creación de opinión y cumplen un papel fundamental dentro del desarrollo actual de Internet. Las comunidades virtuales que se forman, clasifican y ordenan por criterios de actualidad y calidad el inmenso caudal informativo que circula por la red.

Estas comunidades virtuales siempre están orientadas hacia una temática que atrae el interés de sus usuarios. El funcionamiento interno suele estar mediado por una tecnología que permite una interacción cómoda y relevante para sus participantes.

Las redes sociales están muy conectadas a estas comunidades. En algunos casos las incluyen dentro de sus cuentas como un servicio más. Pero aquí el foco se centra en un punto de interés sobre el que giran las dinámicas de participación en el medio que se trate.

comunidad de contenido

Utilidades y beneficios para el marketing digital

La generación de contenidos de calidad es un recurso comercial muy valioso. Desde las posibilidades que ofrece se tejen estrategias con buenos rendimientos en el ecommerce y el comercio tradicional. Las comunidades de contenido juegan un papel destacado en cualquier campaña que desee tener un alcance máximo sobre el público objetivo. Estas son las ventajas más destacables para que funcione de esta forma:

  1. Proximidad a las necesidades actuales y reales. La circulación de la información hace cambiar las preferencias de los consumidores de productos y servicios. La presencia en donde este movimiento es más activo permite anticipar tendencias. En el marketing siempre representa una atalaya privilegiada para ser el primero en llegar.
  2. Branding de marca. Añadir valor a una marca es el resultado de una continua suma de pequeños impulsos. La conservación de los clientes y el compromiso con la firma comercial se apoyan con frecuencia en acciones modestas pero mantenidas en el tiempo.
  3. Generación de enlaces y de autoridad frente a buscadores. Los motores de búsqueda al final son los que llevan a la mayor parte del tráfico web. Es un medio muy productivo para atraer tráfico orgánico.
  4. El valor de las pruebas y los tests con los clientes. Las propuestas antes de ser lanzadas al mercado deben ser sometidas a pruebas de ensayo. Los posibles clientes son aquí los jueces más capacitados para adelantar una posibilidad de éxito. Ahorran costes.

que es el marketing de contenidos

Tipos de comunidades de contenido

Las comunidades virtuales creadas en torno a determinados contenidos se pueden clasificar en varías categorías. Aquí vamos a destacar cinco bastante relevantes para el marketing digital:

  1. Las basadas en actividades profesionales. El marketing mismo es un ejemplo. Multitud de comunidades virtuales preparan a futuros empresarios y actualizan los conocimientos de los más veteranos.
  2. Las que generan determinadas marcas. Con solo nombrar dos marcas ya queda bien representada esta categoría. Apple y Thermomix son dos ejemplos de marcas punteras en su sector que han sabido crear una comunidad de usuarios activa y movilizadora para nuevos clientes.
  3. Propios de servicios online o redes sociales. Los canales de mascotas en Youtube o las tendencias de moda por influencers en Instagram. La especialidad es canalizada por las redes sociales como un polo atractor para todos los usuarios de esas comunidades asociadas a una plataforma
  4. Grupos privados en redes sociales públicas. Los grupos privados en Facebook o en LinkedIn como complemento a una propuesta comercial son un ejemplo de esta categoría.
  5. Los de carácter educativo o formativo. Cada vez más importantes. Las comunidades asociadas a determinados lenguajes de programación o usuarios de un soporte tecnológico común como Arduino o Raspberry Pi sirven como ejemplos pujantes. En ellos aparecen ideas interesantes que transcienden el nivel comercial y llegan a los medios de comunicación de masas.

Como conclusión, la actividad en las comunidades virtuales de contenido se acompaña de buenos resultados en las campañas de marketing. No es un trabajo fácil y requiere una continuidad de esfuerzos mantenidos en el tiempo. Pero dan oportunidades únicas para el crecimiento de marca y la consolidación de la fidelidad de una parte del público objetivo.

El trabajo dentro, por y para las comunidades de contenido es una línea de trabajo de importancia creciente para el marketing digital. Es asistir al nacimiento de las nuevas ideas, conceptos y tendencias que permiten anticipar el futuro construyéndolo.

¿Y tú? ¿Participas en alguna comunidad de contenido? Te leemos en comentarios.

Sin comentarios

Añadir un comentario