Usa los grupos de Facebook para tu estrategia de contenidos

Facebook se ha convertido en el complemento perfecto de cualquier estrategia de marketing que se precie. Esta red social incluye una serie de herramientas de enorme utilidad no solo para conseguir llegar a más clientes sino también para alcanzar una fidelización de la clientela y fortalecer el branding. A continuación, os vamos a contar las características más positivas de los grupos que se pueden crear.

Grupos de Facebook, tipos y utilidades

Crear un grupo en esta red social es muy sencillo, pero hay que tener en cuenta que existen tres tipos fundamentales:

- Público. Su mismo nombre lo indica, cualquier usuario puede leer el contenido publicado, participar y colaborar de la manera que estime oportuna con los contenidos de cualquier empresa que quiera hacer llegar a sus clientes.

- Privado. El grupo aparece en las búsquedas pero, es necesario que uno de los administradores de dicho grupo apruebe la participación de cada miembro.

- Secreto. Solo los miembros conocen su existencia y pueden participar.

beneficios de los grupos de facebook, Seigoo

Motivos comerciales para crear un grupo de Facebook

Acceso a un mayor número de clientes potenciales

Un altísimo porcentaje de usuarios tienen su propio perfil en Facebook. Crear un grupo va a suponer que cada uno de ellos no considere como publicidad un grupo sino como algo más natural. No se trata de mantener una relación tirante empresa-comprador sino de todo lo contrario.

La idea es que cada persona se sienta parte de la propuesta comercial, que pueda comentar y que sienta el respeto que una empresa tiene por sus opiniones.

Libertad de expresión

Si los contenidos son los pilares del marketing, la interacción es el complemento perfecto.

En muchas ocasiones, lo que sucede es que las entradas de un blog empresarial tienen un alto número de lectores, pero nadie comenta nada. La temática de cada contenido es un factor determinante en este caso.

Un grupo secreto en Facebook es idóneo para permitir que cualquier persona se exprese libremente sobre cualquier tema, ¡toma nota!

El grupo debe tener su propia línea editorial

Aunque es lógico promocionar el blog de una empresa en esta plataforma, no ha de convertirse en el único objetivo de un grupo de estas características. Es decir, tenemos que crear contenidos específicos para los miembros del mismo.

Facebook ofrece multitud de herramientas para conocer el segmento de edad, la procedencia y los intereses de los miembros de un grupo.

No hay que centrarse solo en vender, hay que apostar también por diversificar la oferta y por redactar temas que sean de interés general ya que serán útiles soluciones al problema de la fidelización.

Revisión continua de comentarios, contenido y spam

Para que el grupo sea una herramienta útil es fundamental que al otro lado del monitor se perciba que hay una voluntad explícita de mantenerlo vivo, ¿qué queremos decir con eso?

Los clientes preguntarán sobre un producto determinado, criticarán, alabarán y se sentirán muy a gusto a la hora de comentar claramente su experiencia. De la gestión de esta información dependerá la imagen pública de cualquier empresa.

Lo mismo sucede con el spam, tan inevitable como fácil de solucionar y con los famosos "trolls" que intentarán destrozar la reputación online de la empresa.

¡El control exhaustivo de estas circunstancias es indispensable!

Analiza el comportamiento de los miembros del grupo

Es habitual que haya personas más activas en el grupo que otras.

Leer sus comentarios, intentar averiguar qué temas son los que les gustan, interactuar directamente con ellos, proponerles que opinen sobre los contenidos y convertirles en los ejes sobre los que gire el grupo es muy muy importante.

Así se crearás un lazo muy importante con los clientes.

Esta valiosa información es imprescindible para diseñar nuevas estrategias destinadas a seguir mejorando.

Periodicidad de publicación

Crear contenidos específicos para los miembros del grupo siempre es bienvenido, pero de nada sirve subir un vídeo al mes. La idea es que se cree la sensación de que la empresa sigue ahí y de que se comporta como un amigo más.

Mejora el futuro de tu empresa

¿Quién hoy en día no lleva el Facebook en su teléfono móvil y lo consulta de forma frecuente a lo largo del día?

Crear un grupo supondrá que todo tipo de negocio sea visto como un amigo más. De hecho, la relación entre los clientes, que narren su experiencia o que, sencillamente, sean seguidores de una propuesta comercial son solo algunos de los factores positivos de la creación de uno de los grupos de los que hemos hablado arriba.

De la pericia a la hora de publicar contenidos, de responder a los clientes y de gestionar el grupo va a depender que se terminen alcanzando los mejores objetivos.

La reputación online, el branding y una adaptación más natural a las formas más actuales de vender los servicios son ventajas irrenunciables que han de tenerse en cuenta.

¿Qué opinas de crear un grupo de Facebook para tu empresa? ¡Déjanos tu opinión en los comentarios!

Añadir un comentario