Color campañas marketing

¿Cómo elegir el color de tus campañas de marketing?

El color es un factor clave en las campañas de marketing. Influye en su atracción, interés e impacto emocional. Además, si conocemos la psicología del color tendremos claro que afecta a la conducta y el estado anímico de las personas.

Asimismo, el color cada vez se emplea más para optimizar el rendimiento de la comunicación realizada en Internet. Su influencia es esencial al posicionar y dotar de valores a los logotipos, así como en cualquier aplicación de diseño gráfico. También los sitios web, las apps, los contenidos de redes sociales y las portadas de los libros o documentos gráficos en general se ven condicionados por la presencia cromática.

De hecho, asociamos diferentes sensaciones a cada color. En consecuencia, los especialistas de marketing y los creativos eligen minuciosamente cuáles aplicar en cada momento.

colores marketing

Tipos de colores según las sensaciones que transmiten

Como punto de partida inicial, debemos tener presente que existen colores cálidos y fríos. Los rojos, anaranjados y amarillos calientan psicológicamente, mientras que los azules, los turquesa y los blancos transmiten frescura. Según qué efectos deseemos generar, aplicaremos unos u otros.

Por otra parte, nos vendrá bien diferenciar estas categorías de colores para las campañas:

  • Masculinos. En términos generales, los varones prefieren las gamas de azules, verdes y negros. Por el contrario, colores como el marrón, el morado o incluso el naranja les suelen gustar menos. ¡Hay que pensar en el target al escogerlos!
  • Femeninos. Los tonos tierra y los grises suelen generar rechazo entre las chicas, mientras que se sienten atraídas por el verde, el morado y el azul.
  • Acción. A la hora de asociar un color con la naturaleza, el verde es la mejor opción. Se vincula también al exterior, a la acción y al dinamismo. Por eso, suele ser habitual en los botones CTA de las webs. Además, los colores brillantes como el amarillo o el malva también funcionan bien en estas llamadas.
  • Lujosos. Siempre se han asociado el negro y el dorado a la sofisticación y las excepcionalidad, por lo que las marcas más glamourosas de coches, relojes y moda diferencial suelen apostar por ellos en sus logotipos.
  • Alerta. El amarillo es el color que más activa la ansiedad cerebral, por eso no debemos utilizarlo en lugares donde se requiera el relax, como la sala de espera de un dentista o un avión.
  • Relajación y confianza. El azul es el color por excelencia, no es extraño que sea tan recurrente en las principales redes sociales, en entidades sanitarias y en la banca.
  • Dinamismo. El naranja transmite dinamismo y urgencia, por lo que es habitual en los banners de últimas unidades y en productos deportivos.
  • Descanso. El blanco es mucho más importante de lo que parece, porque alivia la fatiga visual.

Como ves, los colores son cruciales en nuestras campañas de marketing. Si no elegimos bien... ¡el público nos sacará los colores!


Sin comentarios

Añadir un comentario