Big Data y Marketing

Big Data y su efecto en el marketing

Cualquier estratega comercial reconoce lo decisivo que resulta disponer de información exclusiva, contrastada y actualizada. El Big Data abre interesantes caminos a la investigación de mercados. Pero ante todo constituye la vía más potente para que las organizaciones empresariales definan un valor diferenciador con la competencia.

Definir y acotar qué es el Big Data

Los avances científicos son, a menudo, una fuente de nuevos términos que se difunden rápidamente al lenguaje común. La popularidad de un concepto nuevo suele ir acompañada de simplificaciones y cuestiones accidentales que, después de quedar asentadas en el imaginario colectivo son difíciles de corregir.

La tecnología despliega un gran número de palabras que encierran un cierto poder mágico. Con la lejanía lingüística impuesta por el ámbito cultural anglosajón, el efecto sufre un oportuno enmascaramiento. Big Bang, Big Mac, o Big Data ya forman parte de la cultura de nuestro tiempo. Pero el acierto “comercial” de la denominación merece un pequeño preámbulo para no perderse en el cliché.

Vivimos rodeados de información. Nunca ha sido tan económico, rápido y accesible el conocimiento humano en cualquiera de sus formas. Pero las ventajas competitivas no nacen de las posibilidades abiertas para todos. Más bien son un esfuerzo adicional por la excelencia.

La ciencia de la gestión masiva de datos dirige este caudal inmenso de información hacia un fin concreto. El desarrollo tecnológico facilita responder a preguntas clave de una forma fiel y objetiva. Con los registros de las conversaciones producidas en una determinada red social es posible encontrar patrones que permitan anticipar una tendencia en el mercado.

El fruto apetecible de saberse orientar en un futuro inmediato tiene el coste de destilar cantidades ingentes de información, y por la inteligencia de los datos se ponen los medios técnicos para hacer posible ese paso.

El mercado no para de generar información en miles de fuentes simultáneas. Si se logra organizar y dar coherencia a esa masa algo caótica de información se habrá ganado en capacidad de interpretar, descubrir y anticipar.

La herramienta Big Data

Los términos relacionados pero no equivalentes

1. La gestión masiva de datos es distinta de la estadística. Aunque son campos del conocimiento a menudo concurrentes no se confunden. La estadística descriptiva o de inferencias trabaja con categorías de conocimiento basadas en relaciones cuantitativas establecidas entre conjuntos y definibles matemáticamente. La acción de esta nueva tecnología es anterior, pues debe descubrir o crear algún tipo de modelado entre correspondencias, asociaciones o causalidades.

2. La gestión masiva de datos es distinta a la tecnología de bases de datos. En una base de datos, con independencia del motor de software que los sostenga, hay siempre datos organizados por campos y con relaciones establecidas entre ellos. Nuevamente aparece una etapa previa a este escenario. Los datos a menudo carecen de indexación y deben aplicar criterios de ordenación y medida predefinidos para una determinada investigación. Los datos deben soportar, reproducir y confirmar un modelo planteado como hipótesis. El número y la naturaleza de las operaciones realizables con una base de datos están claras desde el origen. Con la gestión masiva de datos hay que tratar antes la información para que pueda arrojar alguna luz sobre un asunto investigado.

3. La gestión masiva de datos es distinta de la teoría de la decisión. Aunque es habitual la interdisciplinaridad para abordar problemas concretos no se deben confundir las funciones de cada área de conocimiento aplicada. Aquí simplemente se trata de obtener nueva información basada en relaciones establecidas en fuentes diversas y de tamaño masivo.

4. La gestión masiva de datos es distinta de la tecnología de almacenamiento de datos. La tecnología ofrece medios físicos y lógicos para sostener volúmenes muy grandes de información de modo accesible y seguro para los investigadores. Esta es una condición material exigible para la tecnología que estamos viendo aquí, pero en modo alguno cubre los objetivos y las metas que plantea. Más que conservar hay que generar nueva información a partir de unos medios datos por muy diversos y voluminosos que sean.

Establecidas estas diferencias hay que afirmar que un buen manual sobre Big Data debe tratar estas áreas de conocimiento. Son una importante base teórica sobre la que se pueden trabajar metodologías propias. Como en otros avances precedentes la capacidad transformadora de una técnica se sirve de la madurez de otras precedentes, sin las cuales es absolutamente inútil plantear cualquier desarrollo eficaz.

El Big Data en el marketing

Aplicaciones para la empresa y el marketing

En la nueva economía la información está sustituyendo a las fuentes de energía como recurso básico para generar rentabilidades. Es cierto que no son términos contrapuestos, pues la energía sigue siendo un medio indispensable para generar bienes y servicios y, aunque la información está en otro nivel, convenientemente manejada es capaz de asignar usos más productivos a la energía. Es, por lo tanto, el punto de partida sobre el que se debe construir un plan estratégico para la organización empresarial.

El estudio del mercado es la base del marketing y aquí la gestión masiva de datos muestra un especial poder transformador. Las tradicionales encuestas para conocer el estado de opinión de los consumidores están siendo sustituidas por nuevas iniciativas de investigación.

El ruido mediático y el impacto de un nuevo producto o servicio se investiga con la misma seriedad y rigor que un cuerpo móvil por parte de un físico. Ya están creadas las bases teóricas y metodológicas para que los resultados tengan la garantía y rigor de las ciencias consideradas como más duras.

En definitiva, estamos viviendo un gran cambio en la forma de entender las empresas. De la planta de trabajo que aseguraba un acceso rápido y cómodo a materiales y energía estamos pasando a un espacio paralelo en Internet. Las comunicaciones y la información son la base misma del crecimiento en la nueva economía.

La mutua dependencia que generan las relaciones económicas establecidas entre dos partes no deriva únicamente de la transmisión de recursos y capitales. También se genera una cultura común inspirada en los valores descubiertos en una época.

El Big Data es el desarrollo más productivo para empresas del calado de Google. Crear nuevo conocimiento es el tema estrella de la nuestra.

Si quieres aportar tus experiencias e inquietudes en este campo nos gustaría verlas expresadas en los comentarios.

Sin comentarios

Añadir un comentario

Buscar
Suscribirse

¿No quieres perderte nada? ¡Suscríbete a Seigoo!

A los efectos previstos en el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD), se le informa que los datos personales que nos facilita a través de este formulario se incorporarán a un fichero de la entidad DAYVO SISTEMAS S.L.U.. Puede ver información detallada en nuestro Aviso Legal y Política de Privacidad.

Síguenos