¿Cómo funciona el algoritmo de contenidos?

¿Está el algoritmo de Contenidos penalizando de nuevo las páginas web?

Su posición dominante entre los buscadores hace del algoritmo de Google un obligado punto de referencia para el posicionamiento web Seo. Simplificándolo un poco, son los responsables de responder de forma automática con contenido relevante a una consulta.

Los generadores de contenidos pueden aprovechar el conocimiento de las limitaciones “cognitivas” de un algoritmo para la promoción. Google depende de que los usuarios del buscador lo utilicen de forma masiva por encontrar con él información de calidad.

La molesta penalización de Google suele alcanzar a quienes hacen un uso abusivo del algoritmo en su versión anterior.

¿Qué es y en qué consiste el algoritmo de contenidos?

Google conforma un conjunto de tecnologías que pretende ordenar y clasificar por categorías toda la información que circula por la red. Esta descomunal misión depende, en gran medida, de técnicas de análisis de contenidos y de las relaciones establecidas entre ellos.

Un contenido que por algún criterio objetivo está avalado por la comunidad haciendo partícipe de su calidad a otros contenidos con los que se enlaza. Google divide su trabajo en dos actividades insustituibles y, en cierto grado, independientes.

Por un lado, los robots que rastrean e interpretan los contenidos publicados. Y por otro, los criterios de clasificación aplicados para que una página aparezca en la primera posición en la SERP (Search Engine Result Pages) y no en la décima.

Los cambios de posición a la baja en esta lista se interpretan como una penalización. Se verifican de forma inesperada y masiva con los cambios en este temido algoritmo de Google. Es un indicador de que la tecnología del gigante en posicionamiento en buscadores aprecia una métrica poco compatible con la calidad. Este es el punto de partida para corregir la situación y revertir esta penalización de Google.

Algoritmo de Google penaliza contenidos

¿Qué contenido es el óptimo que debemos tener para evitar una penalización de este tipo?

Existen algunos algoritmos básicos de Google que reciben los nombres de Panda, Pingüino, Colibrí y Paloma. Cada uno de ellos tiene un punto de partida y desarrollo independiente. Panda, por ejemplo, se diferencia por la originalidad del texto y del entramado semántico básico del mismo para su clasificación.

Pingüino se encarga de buscar contenidos calificables como SPAM o que incluyan enlaces a otros sitios que puedan recibir esa misma calificación. Colibrí está especializado en la semántica y agrupa los contenidos por contextos homogéneos, más allá de las palabras aisladas. Por último, Paloma es responsable de ofrecer información relevante por el ámbito geográfico de quien realiza la búsqueda.

Quien tiene más que temer al algoritmo de Google es quien se sirve de técnicas de Black Hat o de White Hat para promocionar sus contenidos. En cierta medida, los distintos algoritmos cumplen su cometido cuando identifican estas webs y las califican oportunamente para los usuarios.

No hay que olvidar que en Internet la competencia juega un papel decisivo a la hora de rentabilizar de alguna forma un servicio web. Como regla general, se trata de maximizar las posibilidades de alcanzar posiciones superiores en las SERP.

Para conseguirlo es recomendable seguir los siguientes consejos que abarcan distintas capacidades de los algoritmos para determinar estas posiciones:

1. Supervisión sobre la calidad de los contenidos, su variedad léxica y el etiquetado correcto en cada sección, formato de archivo o página web.

2. Empleo correcto y proporcional de las formas de monetización, agregadores de noticias o contenidos recomendados de baja calidad. El empleo descuidado de acortadores de enlaces también puede ser causa de más de una sorpresa.

3. Formatos adaptados a cualquier dispositivo, hostings de calidad y empleo de IPs limpias de listas negras sobre SPAM. Así mismo, resulta aconsejable que la IPs se halle en un ámbito geográfico cercano a la de la mayoría de los usuarios del servicio.

4. Utilización de software legal y actualizado. Uso sistemático de protocolos seguros, sobre todo, en formularios y en los ámbitos en los que existe intercambio de información.

Algoritmo de Google penaliza seo

Ventajas de tener un buen contenido optimizado

La visibilidad en la red de una web no está asegurada en ningún caso por su presencia. El mercado abierto por el marketing digital exige una buena calificación por terceras partes para conseguir visitas, seguidores y clientes. Es un trabajo a largo plazo que castiga duramente los errores.

Un buen contenido optimizado permite acceder a estos cuatro objetivos de una forma mucho más segura que cualquier alternativa:

1. Destacar en el nicho elegido e ir escalando en el posicionamiento web Seo.

2. Ser bien tratado por el posicionamiento en buscadores y despreocuparse de futuras modificaciones en los algoritmos de los mismos.

3. Consolidar una audiencia comprometida y atenta a las propuestas comerciales ofertadas.

En definitiva, las armas tecnológicas de los grandes buscadores incrementan su poder día a día. Inevitablemente, resulta obligado alinear los intereses de un proyecto particular a los relativos a vender publicidad en proporciones generosas. La calidad es el camino que ofrece menos resistencia a esa óptima “colaboracióncon el temido algoritmo de Google.

¿Existe una medida más segura y efectiva? Dejanos tus opiniones en comentarios.

Sin comentarios

Añadir un comentario