5 fallos típicos del SEO y cómo solucionarlos

 El SEO es una carrera de fondo que da resultados a largo plazo. Para evitar tropezar en los obstáculos que seguramente nos encontraremos durante el camino, en este post os vamos a explicar algunos de los más comunes para que podáis evitarlos o aprender a solucionarlos.

  1. No tener diseño" responsive"

Desde el año 2015 Google penaliza a las páginas web que no sean responsive, es decir, a aquellas que no pudieran leerse perfectamente en otras pantallas diferentes al ordenador de escritorio. Así, un usuario debe poder acceder a la web desde un Smartphone o una tablet sin ninguna dificultad. La clave para no tener que crear versiones distintas de una misma página web es crear una única versión de la página mediante plantillas CSS3.

  1. Generar contenido duplicado

Este es uno de los lastres que afectan más negativamente al posicionamiento de las páginas y el motor de Google es muy bueno localizándolo. Por supuesto, a veces es casi imposible duplicar una frase por su misma definición que aparece en todos los sitios, como por ejemplo "El Reino Unido está constituido por Inglaterra, Gales, Escocia e Irlanda del Norte", pero existen programas que son excelentes para detectarlo como  Plagiarism checker, entre otras.

  1. No escribir textos de calidad

Los post que incluyas en tu web deberán tener un mínimo de 300 palabras. Si bien es cierto que las páginas web con más contenido tienden a posicionar mejor, tampoco debemos extralimitarnos y escribir posts de más de 5.000. Además de la cantidad, Google  también valora la calidad y la periodicidad recomendando escribir un mínimo de dos a tres veces por semana contenido nuevo y original.

  1. No usar las redes sociales

No solo ayudan al linkbuilding, sino que la interacción de las redes sociales es bien aceptada por Google para calibrar el posicionamiento. No se trata de que el SEO sea también un community manager (ambos pueden actuar por separado), sino que el SEO tenga conocimientos en el área y que, si lo hay, trabaje en estrecha relación con el empleado encargado de llevar la reputación de la marca.

  1. Tiempos de carga muy lentos

Que un usuario tarde en descargarse una página más de quince segundos es un indicativo de abandono. Ya que es recomendable no recortar texto que esté escrito con rigor y periodicidad, lo más adecuado es seguir la estrategia de comprimir las fotografías (las principales culpables de que una página no se cargue a tiempo, junto con otros factores como el ancho de banda, etc.).

Para aprender a medir el tiempo de carga de una página y optimizarla correctamente os recomendamos leer el post de Trucos y herramientas para mejorar el tiempo de carga de tu web.

Añadir un comentario