Trucos y herramientas para mejorar la velocidad de carga de tu web

Uno de los factores que afectan al posicionamiento de nuestra página es la velocidad de carga. Google da mucha importancia a este factor ya que está directamente relacionado con la experiencia de usuario dentro del sitio web: si tarda mucho en cargar, nuestros visitantes aburridos de esperar se esfumarán al instante, lo que hará que perdamos una oportunidad de darnos a conocer o de venta y que nuestros esfuerzos en SEO no hayan servido para nada: estaremos perdiendo lo que no nos sobra: tiempo y dinero.

 Aunque dos segundos nos parezca muy poco, a la hora de navegar en Internet es imprescindible reducir al máximo el tiempo de espera. El tiempo de carga óptimo debe estar por debajo de los 2 segundos.

 ¿Cómo podemos analizar la velocidad de nuestra web?

 Ahí van dos herramientas para analizarla:

Es muy sencilla de utilizar, tan solo introduciendo la url de la página web que queremos analizar nos genera un informe en el que aparecen los elementos que debemos corregir, además de indicarnos el tiempo de carga de nuestra web. Otro dato curioso es que podemos visualizar estos errores tanto en versión móvil como ordenador.

herramienta-velocidad-web

 Es una de las herramientas más completas para analizar el tiempo de carga de nuestra web y detectar dónde estamos fallando. Basta con introducir la url de la web  para comprobarlo.

herramienta-velocidad-web

Y ahora… ¡manos a la obra!

Tras comprobar la velocidad de carga de nuestra web a través de las herramientas anteriores, el siguiente paso es ponerse en marcha. Aquí te damos 5 consejos que debes tener en cuenta para mejorar el tiempo de carga de tu web:

    1. IMÁGENES: A la hora de incluir las imágenes en nuestra web, es importante que minimicemos su peso. Si utilizamos Photoshop para editarlas, elegiremos la opción “exportar/ guardar para web” a la hora de guardarlas. Además, lo mejor que podemos hacer es repartir contenido visual a lo largo de nuestra web en lugar de incluir muchas imágenes en una sola sección.
    1. EVITA ENLACES ROTOS: Este tipo de enlaces aumenta el tiempo de carga de la web ya que consumen mucha transferencia de datos.
    1. PLUGINS: Todos los plugins que incorporemos a nuestra web harán que vaya más lenta. Es importante utilizar sólo los estrictamente necesarios.
    1. HOSTING: el sitio en el que está alojada tu página web va a determinar su tiempo de respuesta. Siempre es recomendable contar con un hosting alojado en el mismo país que nos ofrezca un buen servicio de atención al cliente.
    1. CACHÉ: La memoria caché está diseñada para disminuir la velocidad de carga de una web ya que si un usuario entra por segunda vez a tu página web, no tendrá que cargar de nuevo objetos como imágenes, archivos CSS, logo…por ello el proceso de carga será mucho más rápido. Existen plugins que puedes utilizar para aprovechar los beneficios de la memoria caché.

En resumen, el secreto para que nuestra página web vaya a la velocidad de la luz es la simplicidad. Recuerda: menos es más.

Añadir un comentario