5 errores de usabilidad que acaban con la conversión

La usabilidad de un sitio web no se limita a asegurar su buen funcionamiento, sino también a la rapidez con que los visitantes pueden utilizarlo. Es una preocupación para los profesionales del marketing, debido a su impacto potencial, positivo o negativo, en métricas como la tasa de conversión, que a su vez afectan a la rentabilidad.

Estos son los cinco principales errores que acaban ahuyentando a los visitantes de una web:

Landing page mal planteadas

Algunas landing page convierten mejor que otras. La razón es que tienen un buen planteamiento, claro, bien diseñado, sin distracciones, destacan los beneficios y muestran una CTA.

Para afinar en una landing page se deben realizar test a/b, incorporar fotos, colores, tipografías y elementos de diseño diferentes para comprobar cuáles son los que captan mejor la atención. Los formularios desordenados y con muchos campos, los menús de navegación y una mala distribución de la información restan efectividad.

Lentitud de carga

La velocidad es un factor clave en la ecuación que conduce al éxito en las conversiones. Los usuarios de internet tienen expectativas crecientes sobre este factor. Por eso, una baja velocidad de carga va a ser inversamente proporcional a la tasa de rebote.

Es decir, los usuarios abandonan el sitio en pocos segundos si se encuentran incómodos con esta característica. Además, Google penaliza la escasa velocidad de carga de una web y esto perjudica el posicionamiento SEO.

Errores de formulario y contacto 

No hay nada que más perjudique la credibilidad de un sitio web que los errores de formulario y de contacto.

Procesos largos, solicitud de excesiva información, no ofrecer una forma clara de contactar o de comunicarse son cuestiones que consiguen el efecto contrario al deseado, acaban alejando al visitante de una web y dejándole una mala sensación sobre la experiencia. 

Mal diseño y estructura 

La buena experiencia de usuario se basa, sobre todo, en ofrecer facilidades al visitante de una web y guiarle en el proceso de conseguir lo que busca. Para ello, beneficia un buen diseño, tanto estético como de estructura.

La información debe ser clara e intuitiva y, los menús, concisos y útiles. El sitio debe ser objeto de actualización constante y albergar buenos contenidos. 

Información que capte la atención 

La tipografía, el tamaño y color de la letra, la amplitud de los títulos, el color del fondo y toda una larga lista de elementos de formato influyen en la legibilidad de los textos. También tiene peso el uso que se realiza de los espacios en blanco, que dan una necesaria sensación de amplitud a los diseños.

El lector debe poder escanear con su vista el contenido. Para ello, es recomendable el uso de guiones y palabras destacadas.

En definitica, la usabilidad actúa de manera directa sobre la tasa de conversión. Por eso es necesario cuidar al máximo todo tipo de detalles que faciliten el usuario una experiencia útil, clara y cómoda. Esto no solo aumenta su apego, sino que incrementa el tráfico, mejora el posicionamiento y redunda en la rentabilidad de un negocio. Las personas que quieran aportar sus experiencias u opinión sobre este tema, serán bienvenidas con sus comentarios.

Añadir un comentario