Que es pogo sticking

Qué es pogo sticking

  

Una de las dificultades más grandes relacionadas con el marketing digital es acertar con el control exacto de métricas tan diversas como las del posicionamiento web. El pogo sticking, por ejemplo, no se reajusta a valores normales por incrementar la densidad de palabras clave. Y Google también considera el comportamiento inmediato de los usuarios ante los contenidos de una web.

el pogo sticking afecta al usuario 

Cuando el buscador identifica un patrón de rechazo, para el webmaster aparece un serio problema. Por eso, hay que solucionar la contradicción entre la posición ya alcanzada y el comportamiento del público objetivo.

Qué es el pogo sticking

Este curioso término indica el registro de un patrón de comportamiento de los usuarios, negativo para el webmaster. Está relacionado con la temida métrica de la tasa de rebote.

Describe la vuelta sobre sus pasos del usuario ante los contenidos ofrecidos por el buscador. Se materializa con el clic sobre un enlace ofrecido por el buscador hacia un sitio determinado. Emplea la poderosa imagen de quien hace uso de un pogo stick para desplazarse y debe corregir el sentido de la marcha. Una señal inequívoca de que los contenidos no satisfacen las demandas formuladas en la consulta.

Medidas correctoras para el SEO ante el pogo sticking

El webmaster, al identificar un registro significativamente alto de pogo sticking, debe elaborar un diagnóstico completo de la situación. Es posible que no tenga la certeza absoluta del origen de este problema. Si es este el caso, el procedimiento seguido es el más habitual en el marketing digital.

Hay que formular una hipótesis de trabajo, establecer medidas correctoras y verificar por los resultados obtenidos posteriormente la veracidad del punto de partida. Son los métodos de prueba y error” que tanto abundan en los manuales de referencia sobre posicionamiento SEO.

el pogo sticking afecta al robot del buscador

A continuación, mostramos un pequeño listado de las causas básicas que pueden originar este problema, y que deben corregirse. Por fortuna, de una forma muy sencilla en la mayoría de los casos:

1. Examinar la correspondencia entre el título de las páginas y los contenidos. Manejar términos útiles como palabras clave con un sentido muy amplio puede desviar el objeto de un post hacia información de interés limitado.

2. Estructura visual de los contenidos. Los párrafos demasiado amplios y la falta de maquetación de los textos producen un rechazo inmediato. A veces el usuario encuentra el contenido que busca, pero espera una presentación más cómoda y digerible. Hay que facilitar la lectura.

3. Incoherencias entre los materiales presentados. Por ejemplo, si se ofrece información sobre una solución ante un problema y se hace hincapié sobre todo en la gravedad del problema.

4. Dificultades en el acceso a la información. Una maravillosa infografía es totalmente ineficaz si el tiempo de descarga es inasumible por los usuarios. El contenido es juzgado por los usuarios en los primeros y críticos segundos.

5. Abuso de publicidad o falta de un perfil de relevancia que avale de forma mínima la calidad de los contenidos.

Razones de la importancia para el SEO

El éxito de un buscador depende de la eficacia del servicio que regala sin coste alguno. Google necesita a los millones de usuarios que tienen el popular buscador como página de inicio. La indexación y ordenación de los contenidos presentes en Internet alcanzan en la actualidad capacidades impensables hace pocos años.

Cuando Google posiciona una página web, pone en marcha una sofisticada tecnología que se puede autocorregir automáticamente. Las cualidades que detecta de información etiquetada y estructurada se hacen relevantes para sus algoritmos cuando superan con éxito la prueba del público. Las formas pautadas de responder de los usuarios ante un contenido de calidad están muy estudiadas.

busca una buena navegabilidad para evitar el pogo sticking

Las valoraciones numéricas del comportamiento de los usuarios se resuelven por la estadística como en las demás métricas de posicionamiento SEO. Ningún valor absoluto de una métrica es mala, si es mejor que la del posicionado como número uno en una búsqueda en Internet. Incrementar las métricas positivas y disminuir las negativas funciona como la estrella polar para orientarse en marketing digital.

Como conclusión, Google y los demás buscadores disponen de medios cada vez más sofisticados para señalar contenidos de calidad para sus usuarios. Los trucos derivados de la cultura Black Hat tienen ciclos de vida muy cortos. La automatización y la combinación con la inteligencia artificial, que ya ofrece utilidades concretas sobre textos, resultan demoledoras. La lucha por el posicionamiento en las SERPs se ha vuelto muy exigente y está totalmente orientada a servir al usuario final.

Cuando entre las métricas de una web destaca el pogo sticking de poco sirve que reciba multitud de enlaces con autoridad. Se ha detectado un problema que hace inútiles los esfuerzos por conseguir otros objetivos. El control riguroso de esta métrica no es suficiente para garantizar el éxito, pero siempre es necesario.

Nos interesa conocer tus experiencias y resultados, exprésalos en los comentarios.

Sin comentarios

Añadir un comentario