storyscaping vs storytelling

El uso del storyscaping en marketing digital

Cada vez es más importante conectar con los usuarios para que sientan verdadera pasión por las marcas que consumen. Al haber tanta competencia, resulta imprescindible adaptarse a las nuevas tendencias y proporcionarle a cada persona una experiencia a medida. Y eso es exactamente lo que intenta crear el storyscaping.

Después del storytelling, llega para quedarse el concepto de storyscaping. Se trata de ir más allá para convertir al cliente en el protagonista de la historia de la marca. En este sentido, no debemos olvidar que las mejores historias son las que generan empatía y cautivan a la persona que las escuche o las vive.

¿En qué consiste el storyscaping?

El principal objetivo de esta técnica es involucrar al usuario y conseguir que se sienta parte de algo grande: la misión, la visión y los valores de la empresa. Se trata de conectar con los clientes actuales y potenciales para conseguir que interactúen con la propia marca. De este modo, se crean conexiones reales que suelen perdurar a lo largo del tiempo.

Consideramos que las experiencias emocionales y transaccionales son claves para diferenciarse y conseguir posicionarse en la mente del consumidor como una apuesta segura, como una organización top.

También consiste en generar contenidos que puedan llegar a nuevas personas y lograr que se acerquen a la marca. Además, lo que buscamos es apelar a la parte más emocional, no a la racional.

Queremos destacar que, si se hace de la forma adecuada, el engagement de la marca puede crecer considerablemente, así como también puede mejorar su reputación. Hay que tratar de que el cliente se sienta único y especial. Para conseguirlo, debemos investigar cuáles son sus aficiones, intereses y gustos para ofrecerles lo que necesitan.

Engagement storyscaping

Cómo utilizarlo en marketing digital

Para implementar este concepto en el mundo del marketing digital, es necesario empezar a crear y compartir contenidos de valor con el objetivo de llegar a los consumidores. Obviamente, queremos añadir que no basta con comunicar cuáles son los productos y servicios de la empresa, es necesario apostar por un tono de comunicación cercano e informal que humanice la marca y la acerque al cliente.

Los contenidos deben ir más allá y ser creativos, disruptivos e innovadores para sorprender a las personas que los están viendo. Es aconsejable buscar la identificación del consumidor en las acciones para que se vea inmerso en las historias que se van generando.

Los pilares de esta innovadora técnica

Queremos destacar cuatro aspectos que es necesario tener en cuenta para triunfar implementando este sistema.

1. Nuestra audiencia ha de ser siempre el foco de atención y la base de cualquier estrategia.

2. El desarrollo de las historias debe ser multicanal. Las acciones tienen que estar enfocadas a la retransmisión por diferentes plataformas.

3. La marca debe ser aspiracional y servir al cliente para sentirse el protagonista.

4. La clave está en crear un universo que no muera, es decir, del que se puedan seguir creando historias y roles diferentes. Jamás hay que transmitir la sensación de que se está acercando el final, ya que eso alejaría a las personas del relato.

Hoy en día, es muy importante conocer al cliente y saber qué es lo que espera de nuestra empresa y de nuestros productos. Con el paso de los años, las personas olvidan las palabras, pero suelen recordar cómo se sintieron en un momento determinado y la experiencia que tuvieron con una marca.


¿Cuál es tu visión del storyscaping? Nos encantaría saber tu opinión y que nos cuentes cuáles son los aspectos que consideras más importantes para llegar al cliente adecuado y conseguir despertar algo en él.


Sin comentarios

Añadir un comentario